El acercamiento de los Duques de Sussex con la Cienciología

·4 min de lectura
LONDON, UNITED KINGDOM - MARCH 09: (EMBARGOED FOR PUBLICATION IN UK NEWSPAPERS UNTIL 24 HOURS AFTER CREATE DATE AND TIME) Meghan, Duchess of Sussex and Prince Harry, Duke of Sussex attend the Commonwealth Day Service 2020 at Westminster Abbey on March 9, 2020 in London, England. The Commonwealth represents 2.4 billion people and 54 countries, working in collaboration towards shared economic, environmental, social and democratic goals. (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)
Meghan y Harry se acercan a la Iglesia de la Cienciología con su parto (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)

La Iglesia de la Cienciología lleva décadas de moda en Hollywood. Es un culto solo apto para gente adinerada que ha atraído a varios famosos como Tom Cruise o John Travolta que, incluso, han sido portavoces de esta doctrina.

Meghan Markle y el Príncipe Harry han sido noticia por partida doble, en primer lugar acaban de convertirse en papás por segunda vez con el esperado nacimiento de la hermana pequeña de Archie, una niña a la que han llamado Lilibet Diana, en honor a Lady Di como segundo nombre.

A la prensa se ha filtrado que ha sido Meghan la que ha querido traer a ese mundo a la pequeña Lili siguiendo las pautas de la Cienciología en lo que se conoce como un ‘parto silencioso’. El alumbramiento ha tenido lugar en el Hospital de Santa Bárbara Cottage, en California.

Según ha publicado “Ok!”, un informador cercano al entorno de Harry y Meghan ha explicado que: “Ellos creen que cualquier palabra que se diga durante el parto queda en el subconsciente del bebé y puede tener algún efecto en ella o en la madre”.

Es por eso que, según la Cienciología, no hay que gritar alrededor de la madre palabras como “tú puedes, empuja, vamos” etc sino que hay que estar en silencio absoluto por parte del equipo médico y solo la mamá puede emitir ruidos tales como gemidos o expresiones de dolor si así lo necesita.

Esta aproximación de la pareja a la Cienciología se da tras una temporada de ansiedad y exposición mediática extrema para ambos, sobre todo para Meghan, quien aseguró sufrir acoso en Reino Unido hasta el punto de querer quitarse la vida.

Quizá contrarrestando con todo ese ruido ensordecedor, este parto silencioso ha sido su primer regalo de la vida para su hija Lili e incluso también para Markle. No deja de sorprender que la joven pareja haya elegido este modo de dar a luz dado que no habían hecho, al menos de un modo público, una sola alusión a la Cienciología previamente.

Es más, lo irónico del asunto es que el propio padre de Meghan, Thomas Markle, con el que tiene mala relación desde que ella se unió a la familia real británica, sí hizo alusión a este culto pero en el mal sentido.

Cuando en 2018 empezó su guerra mediática ‘contra’ su hija, Thomas declaró al tabloide británico ‘The Sun’ que la familia real era sectaria como la Cienciología: “Ellos son como cienciólogos o como la familia de Stepford. Si escuchan a alguien decir algo, simplemente cierran las puertas. ‘Tienen que hablar! y aseguró que "Son como una secta, como la Cienciología, porque son muy herméticos, reservados. Cierran la puerta, bajan las persianas y se tapan los oídos con los dedos para no tener que oír".

“¡Quizás también tengan un apretón de manos secreto! No puedes hacerles una pregunta, ya que no responderán”, sentenciaba por aquel entonces el abuelo materno de Archie y Lili. Poco iba a esperar Thomas Markle que, tres años después de dichas declaraciones, su hija escogiera el rito cienciólogo para traer al mundo a su segunda bebé.

Estas pautas en el parto no significan que la pareja se vincule a la Cienciología como culto en otras vertientes y, sinceramente, si ese silencio al nacer su hija le ha servido a Meghan para curar o trabajar los traumas de salud mental que ella misma ha manifestado padecer, bienvenido sea.

Tampoco ha pasado desapercibido que, durante la entrevista con Oprah Winfrey en la que los Sussex se desnudaron mediáticamente hablando de lo desprotegidos y atacados que se sentían en Reino Unido, se emitió un anuncio de la Iglesia de la Cienciología durante la publicidad.

Este intencionado emplazamiento publicitario que en su momento pasó desapercibido ahora cobra relevancia y la gente se pregunta si fue intencionado aunque, sinceramente, poco o nada pueden controlar la publicidad emitida en la entrevista Meghan y Harry dado que, como en todos los países, eso es cuestión del dinero que pueda pagar el anunciante y, en este caso concreto, la Cienciología tiene dinero de sobras para pagar dicho anuncio en una de las entrevistas con mayor audiencia.

Más historias que te pueden interesar

Lo que verdaderamente hace Meghan a pocas semanas de dar a luz

Un nuevo golpe para el príncipe Harry y Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle anuncian el nacimiento de su hija Lilibet Diana

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente