Olvídate del abrigo negro: ahora se lleva de otro color

Los plumíferos no muestran signos de desaceleración en absoluto. Es más, podríamos decir que incluso se han hecho fuertes porque han sabido tomar nuevas direcciones. La de mantenerse fiel al terreno deportivo con los cortes propios de esas líneas, la de sofisticarse perdiendo grosor y marcando el amohadillado que tanto nos recuerda a las chaquetas de estética campera o la de ir a lo dramático con diseños pseudofuturistas.

A poco que sigas la moda seguro que te viene a la cabeza en este último caso la colección que Demna Gvasalia creó para Balenciaga en el año 2016 que tenía como protagonistas una serie de abrigos acolchados que enseguida se convirtieron en los más deseados. Y mira que podían echar para atrás esas voluminosas formas de tamaños desproporcionados que los hace tan complicados de llevar... pero no, la realidad es que cambiaron nuestra forma de ver este tipo de prendas y fueron versionados hasta la saciedad por las firmas low cost en modelos más adaptables a la vida normal y, por supuesto, más asequibles.

Estaremos de acuerdo en que no es la alternativa más elegante ni tampoco la más favorecedora –¿o es que acaso hay alguien a quien verdaderamente le queda bien taparse con lo que parece ser un edredón cuanto más grande mejor?– y, a pesar de ello, la sombra de los conocidos como puffers parece ser demasiado alargada a juzgar por el juego que están dando esta temporada. Es fácil tirar la moda por la ventana cuando las temperaturas caen en picado y esta es la mejor de las demostraciones.

Quizá con la idea de que no se tome como una derrota para lo que se entiende mayoritariamente como estilo sino como pura vanguardia, la apuesta de este año pasa por dejar que sea el color el que tome la iniciativa. Los plumas no tienen rival como opción ultracálida con la que llevar mejor el frío y por eso las marcas han tratado de hacerlos aún más apetecibles a base de lo que pretende ser toda una inyección de vitaminas.

MILAN, ITALY - SEPTEMBER 25: A guest wears a gold chain necklace, a neon orange shiny oversized long belted / buttoned puffer jacket, a gold Juste Un Clou ring form Cartier, a silver ring, white leather sandals, outside the Moncler fashion show during the Milan Fashion Week - Spring / Summer 2022 on September 25, 2021 in Milan, Italy. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Lo que está claro es que poco importa las prendas que lleves debajo de este grandilocuente abrigo porque será este el que sea el foco de todas las miradas. Especialmente desde, como decíamos, son los tonos menos discretos los que le han ganado terreno al sobrio negro. En realidad puede que hayamos dicho una pequeña mentirijilla porque no es que no vas a poder encontrar en este color un modelo si ese es tu deseo, si bien es cierto que este aparece de manera casi residual frente al azul, el rojo, el verde o el rosa que son los que verdaderamente importan.

Lo más curioso es que desde que son las versiones de mil colores las que marcan la tendencia en patrones XXL resultan mucho más sencillos de llevar. Incluso pueden llevarse con cierta sofisticación cuando antes parecía impensable.

PARIS, FRANCE - DECEMBER 09: Patricia Gloria Contreras wears a long winter pink puffer coat from Khris Joy, a pink Hermes bag, black thigh high pointy boots with suede parts and a crocodile pattern leather parts from Charles Jourdan, on December 09, 2020 in Paris, France. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
(Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Lo que teníamos por algo exclusivo para pasarelas, editoriales de moda o maestras del street style ahora es perfectamente adaptable a nuestro día a día si es que eres de las que no tiene miedo a jugar. De hecho, hemos aprendido mucho a base de ver propuestas de las insiders.

Lo primero es que funciona tanto abierto como cerrado. Parece una obviedad pero cambia mucho el resultado final. El aspecto es 100% relajado en el caso de que la cremallera no esté abrochada mientras que cuando se sella, si además lleva lazo, se logra marcar la cintura y eso hace que estilice y, de paso, añada cierta seriedad.

Recuerda, eso sí, que su carácter urbano está siempre presente, lo que significa que tendrás que si tu objetivo es restarle informalidad tendrás que optar por todo lo contrario bajo el abrigo. Aunque sepas que no vaya a verse.

Por último, nos quedamos con el truco que más se repite entre las expertas es el de yuxtaposición de prendas cuadrando bien los volúmenes –o bien presumiendo de piernas con minifaldas o shorts, o bien con ajustados leggings, nada de pantalones amplios con los que todo quede igual de ancho cuando le añadas el chaquetón– y probar tanto con los tejidos mate como con los brillantes para dar con estos últimos un toque más teatral al conjunto. Si además optas por llevarlo todo a modo de bloque en un mismo color, el éxito estará asegurado.

PARIS, FRANCE - DECEMBER 13: Maria Rosaria Rizzo wears sunglasses from Celine, a black pullover from Marella, a necklace from Le Carose, a purple oversized puffer winter jacket with a faux fur fluffy hood from Parosh, a Saint-Laurent YSL black leather bag, purple pants from Parosh, on December 13, 2020 in Paris, France. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)
PARIS, FRANCE - DECEMBER 13: Maria Rosaria Rizzo wears sunglasses from Celine, a black pullover from Marella, a necklace from Le Carose, a purple oversized puffer winter jacket with a faux fur fluffy hood from Parosh, a Saint-Laurent YSL black leather bag, purple pants from Parosh, on December 13, 2020 in Paris, France. (Photo by Edward Berthelot/Getty Images)

Más historias que te puedan interesar