Aaron Taylor-Johnson toma la delantera en la carrera para ser el nuevo James Bond

Aaron Taylor-Johnson credit:Bang Showbiz
Aaron Taylor-Johnson credit:Bang Showbiz

Si hace unos días salía a relucir el nombre de Lucien Laviscount, actor de la serie de Netflix 'Emily in Paris', como uno de los candidatos mejor situados para reemplazar a Daniel Craig en el papel del agente 007, ahora las quinielas parecen ponerse en favor del también británico Aaron Taylor-Johnson, quien ha aparecido en películas tan aclamadas como 'Nocturnal Animals' o éxitos de taquilla de la talla de 'Kick-Ass' o 'Bullet Train', en la intrigante carrera para hacerse con tan codiciado personaje.

El medio Puck News asegura que el intérprete de 32 años se ha reunido en privado con la productora principal de la longeva franquicia, Barbara Broccoli, para intercambiar impresiones relacionadas con su hipotético fichaje. Ambos habrían hablado, entre otros temas, de la disponibilidad del artista para comprometerse con un trabajo que podría llevarle a rodar cuatro o cinco películas de la saga en el marco de al menos una década, como ya expuso la propia Broccoli al revelar lo que esperaba de su nuevo agente con licencia para matar.

Fuentes internas han explicado al citado medio que el encuentro fue "muy bien", pero que es demasiado pronto para sacar conclusiones. A nivel oficial nadie se ha pronunciado al respecto, y lo cierto es que no se esperan gestos de transparencia en un proceso de casting que, como siempre, se caracteriza por el secretismo más absoluto. No obstante, a finales de diciembre empezó a correr el rumor de que Taylor-Johnson había participado en una prueba de cámara muy especial en los míticos estudios Pinewood, en Londres, nada menos que para filmar la icónica escena en la que se ve a Bond a través del cañón de una pistola.

"Aaron ha impresionado a los directivos, hasta el punto de que ya ha grabado una de esas míticas escenas iniciales, algo que hacen todos los actores que interpretan a Bond. Eso significa que ya está un poco más cerca de firmar un contrato", señalaba un informante en conversación con la prensa británica.