Aaron Carter entra a rehabilitación tras perder la custodia de su bebé de 9 meses

·2 min de lectura
Aaron Carter credit:Bang Showbiz
Aaron Carter credit:Bang Showbiz

Aaron Carter ha confesado que pasa por uno de los momentos más difíciles de toda su vida. El cantante ha iniciado un programa de rehabilitación de un mes en Lionrock Recovery para hacer frente a sus adicciones mientras lucha por recuperar la custodia de su hijo.

Aaron, que es padre de un bebé de 9 meses, ha explicado que asiste voluntariamente a un programa  para pacientes ambulatorios con el fin de recuperar la custodia de su bebé, Prince.

"Es un programa de abstinencia y trabajo con un orientador privado. Hago terapia de grupo, clases sobre paternidad, cursos contra la violencia doméstica, estoy certificado en primeros auxilios y haciendo muchas cosas diferentes a la vez", ha dicho el artista a The Sun.

Además, el hermano del integrante de los Backstreet Boys ha compartido que la orden judicial ha ordenado que su suegra, la madre de Melanie Martin, sea quien tenga la custodia del niño hasta que se solucionen los problemas de violencia doméstica y consumo de drogas que tiene la pareja.

El cantante, de 34 años, también ha negado que recayera recientemente después de cinco años de mantenerse sobrio: "No he tenido ninguna recaída ni nada por el estilo, es sólo que los desencadenantes son difíciles de controlar en este momento. Quiero recuperar a mi hijo".

Es la quinta vez que Aaron está en tratamiento, sin embargo, esta vez lo ha hecho por iniciativa propia, según ha confesado, para recuperar a su hijo.

"Tengo una licencia de marihuana medicinal para cultivar hasta 99 plantas al año. Pero tiré todo ese equipo, lo vendí todo, me deshice de todas mis plantas y de las variedades que cultivaba. Nunca me dijeron que tenía que hacerlo ni el DCFS (Departamento de Servicios para Niños y Familias) ni el Estado de California. Nunca me quitaron mis herramientas, nunca me quitaron mis medicamentos regimentados", ha detallado el cantante.

Él y Melanie han tenido una relación intermitente desde 2020 y perdieron la custodia de Prince tras una serie de acusaciones de violencia doméstica.

Aaron solicitó la custodia de su hijo y una petición de protección contra Melanie en el pasado mes de febrero, solicitando al tribunal la custodia legal y física completa de su hijo.

A principios de este año, la prometida del cantante le acusó de fracturarle tres costillas durante un acalorado enfrentamiento. Sin embargo, el intérprete de 'I’m all about you' negó cualquier acusación de abuso, por lo que días después Melanie confesó en las redes sociales que había inventado esas afirmaciones porque sufría de depresión posparto.

Desde entonces, la pareja ha vivido varios altibajos en su relación e incluso han decidido "continuar sus vidas por separado" en alguna ocasión.