A Roger Federer le “desaconsejaron” la relación con su esposa Mirka

Roger y Mirka Federer en la Gala Met en 2017. (Foto de Dimitrios Kambouris/Getty Images)

El ex jefe de la federación suiza de tenis afirmó que a Roger Federer le aconsejaron no empezar una relación con su esposa Mirka.

Roger y Mirka Federer, cuyo apellido de soltera era Vavrinec, se conocieron en los Juegos Olímpicos del 2000 en Sídney cuando ambos jugaban tenis para Suiza.

Pronto comenzaron una relación y ahora están casados y tienen cuatro hijos.

Sin embargo, según Sven Groeneveld, las cosas podrían haber sido muy diferentes.

“Preguntó a todos si debía salir con ella”, reveló Groeneveld recientemente en una entrevista con “Kasi Live” en Instagram.

“Todos se lo desaconsejaron, pero Federer lo hizo y esa fue la mejor decisión de su vida”, expresó.

Mirka fue una de las 100 mejores jugadoras antes de retirarse en 2002 debido a lesiones persistentes.

Tras casarse en 2009, Mirka se convirtió en la manager de Federer, pero después renunció a ese rol para centrarse en la educación de su par de gemelos: Myla y Charlene, de 10 años, y Leo y Lenny, de 6.

Mirka y los niños siguen a Federer por todo el mundo para verlo jugar, de hecho, se les ve continuamente en la cancha durante sus partidos.

Hace años que los aficionados adoran a la pareja perfecta, lo que hace que la historia de Groeneveld sea aún más especial.

Cómo floreció el amor entre Roger y Mirka en Sídney

El año pasado, Federer habló sobre cómo cortejó a Mirka en Sídney y se refirió a su primer beso.

“Los dos jugábamos al tenis para Suiza y pasamos dos semanas juntos en esas residencias”, le reveló a la CNN.

“Estuvimos junto a los luchadores y otros atletas excepcionales. Tuvimos mucha suerte, lo pasamos de maravilla. Supongo que durante esas dos semanas surgió una especie de química entre nosotros y no sabíamos si eso nos llevaría a algún lado o si era algo pasajero”, dijo.

Fue más que un beso. Nos condujo a una relación extraordinaria y estamos muy contentos de seguir juntos”.

Roger Federer y Mirka celebran su triunfo en Wimbledon en 2003. (Foto de Cynthia Lum/WireImage)

Sin embargo, Federer, que tenía 18 años en aquel momento, dijo que necesitó un ligero empujón de uno de los luchadores para atreverse a besarla.

“Uno de mis amigos luchadores me dijo: ‘Ve a besarla ahora’”, recordó Federer.

“Yo pensaba: ‘No, no sé, quizá, ¿debería? Me respondió: ‘Sí, ha llegado el momento’. Así que me lancé y lo hice”.

Federer incluso reveló la mentira que le contó a Mirka, quien es tres años mayor que él: “Intenté decirle que tenía casi 18 años y medio porque ella me dijo que era muy joven. Traté de colarle unos meses más”.

Sam Goodwin

Otras historias que te pueden interesar: