8 Trucos contra la piel grasa

Anna Sanchez

La piel grasa es un problema para muchas personas y es que el acné, los puntos negros y los brillos no son plato de buen gusto para nadie. La piel grasa suele ser hereditaria pero, en caso de que tú la tengas, te traigo nueve trucos para combatirla.

Contra la piel grasa: bebe más agua
Contra la piel grasa: bebe más agua

¡Combate la piel grasa!

1. Bebe más agua

Beber agua va bien para todo, nos mantiene hidratados por dentro y favorece a nuestros órganos así como a nuestra piel. Si no bebes el agua necesaria (los expertos recomiendan 2 litros al día) tu piel se resiente. El agua asegura una piel más sana, tonificada y cuidada, si a tu piel le falta agua la grasa y los brillos aparecen con más intensidad.

2. ¡Hidrata tu rostro!

Sé que parece una contradicción pero en absoluto. Aunque tu piel sea grasa, tienes que hidratarla con cremas específicas y ligeras para piel grasa pero, sobre todo, con agua. Es muy importante lavarte la cara dos veces al día, al levantarte por la mañana para eliminar las toxinas que el cuerpo segrega por la noche y antes de acostarte para limpiar tu rostro de todas las impurezas que ha acumulado durante la jornada.

Piensa que el uso de maquillaje, base correctora y la contaminación ambiental son los factores que más influyen en la suciedad cutánea. Es decir, tus granos, brillos y puntos negros aparecen por ese motivo y si encima no hidratas, la grasa se genera para compensar el desequilibrio.

Contra la piel grasa: exfóliate una vez por semana
Contra la piel grasa: exfóliate una vez por semana

3. Exfoliante sí, pero en su justa medida

El exfoliante es genial para mantener nuestra piel libre de impurezas pero siempre se tiene que usar en la justa medida. Una vez a la semana o dos si tus poros se ensucian mucho es lo recomendable.

Si no lo usas un mínimo de una vez semanal, la grasa y las células muertas se acumulan y se crean granos y cebo que es lo que hace que tu piel brille.

En cambio, si lo haces demasiado seguido, la piel se vuelve demasiado sensible, pierde su protección natural y entonces se ve obligada a crear grasa para protegerse generando, en ocasiones, aparición de acné.

4. Duerme tus siete u ocho horas

El mínimo de horas que necesita el cuerpo para recuperarse del día a día son de siete a ocho. Es importante para tu piel que duermas esas horas aunque te sea complicado debido a la ajetreada vida que solemos llevar. Si duermes poco o mal tu organismo no producirá colágeno y el colágeno es el principal regenerador cutáneo que tenemos.

Sin colágeno la grasa tapará los poros y aparecerán los puntos negros así que no te tomes a broma la falta de sueño y haz lo posible por descansar un mínimo de siete horas diarias en un merecido sueño reparador y placentero.

Contra la piel grasa: duerme 8 horas
Contra la piel grasa: duerme 8 horas

5. Evita los lácteos

Está más que demostrado que ningún producto lácteo hace bien a nuestro organismo pero tampoco a nuestra piel. Leche, quesos, mantequillas, nata y de más derivados lácteos generan brillos y acné.

Una alternativa igual de rica y nutritiva pero que cuida tu piel sin engrasarla son las leches vegetales (soja, avena, coco, arroz, alpiste, espelta, almendra, avellana etc.) y los quesos veganos.

Te puede gustar: Pasos sencillos para prevenir el cáncer de piel

6. Cuida mucho tu alimentación

Al igual que sucede con los lácteos, los embutidos, la carne de cerdo, de cordero y otras carnes grasas tampoco favorecen a nuestro cutis y hacen que se engrase. No sólo eso sino que, si mantienes una alimentación demasiado grasa o carnívora te costará bastante equilibrar la piel grasa así que intenta consumir más vegetales, fruta, legumbres, pasta integral, arroces etc. para evitar el sobrepeso y aportarle a tu piel más hidratación y menos cebo.

Contra la piel grasa: evita lácteos y carnes grasas
Contra la piel grasa: evita lácteos y carnes grasas

7. Reláaaaajate

El estrés en el que todos vivimos a diario es un factor decisivo. Es importante cuidarte tanto en salud alimenticia como en sueño como en salud mental. La paz mental influye en nuestro sistema nervioso y en nuestra piel. El estrés aumenta la hormona llamada cortisol y eso genera grasa cutánea y acné.

Sé que es difícil pero intenta relativizar la importancia de las cosas del día a día y verás como, con organización y calma todo sale mucho mejor que con ansiedad y pensamientos estresantes.

Contra la piel grasa: aparca el estrés
Contra la piel grasa: aparca el estrés

8. Problemas Hormonales

Si sigues todas las pautas anteriores y tu piel grasa no es hereditaria, otra opción es que sea generada por algún tipo de patología hormonal. La diabetes, las tiroides, el ovario poliquístico o la resistencia a la insulina son varias enfermedades hormonales que se asocian a la piel grasa. Si este es tu caso, puedes ir a tu médico y él te derivará al ginecólogo o al dermatólogo según te convenga mejor para que puedan tratarte el desequilibrio hormonal.

¿Tienes la piel grasa? ¿Conocías estos trucos? ¿Sigues estas pautas para cuidarte la piel o tienes otros trucos que quieras compartir conmigo?

Imágenes vía Gtres

Te puede interesar…