Los 8 mejores trucos para ahorrar hoy por hoy en tu factura de móvil e Internet

·3 min de lectura
Photo credit: alvaro gonzalez - Getty Images
Photo credit: alvaro gonzalez - Getty Images

Cuesta recordar un momento de nuestra vida en el que no tuviéramos internet, ¿cómo hacíamos… todo? El estar conectados la red se ha convertido en una constante en nuestras vidas, como la electricidad o el agua. Pero, ¿cómo conseguir pagar un poco menos por nuestra conexión sin perder ninguna prestación?

O, más bien, ¿deberíamos darnos de baja de alguna de las prestaciones que pagamos y no usamos nunca? ¿Tenemos una velocidad de conexión adecuada? ¿Muchos o pocos megas, con respecto a los que necesitamos? A continuación te contaremos los factores que tendríamos que tener en cuenta para reducir los costes de conectarnos a la red.

Cómo reducir nuestra factura de internet y teléfono

1. Elimina la línea fija de teléfono

¿Usas mucho el teléfono fijo en casa? Si tienes menos de 40 años, es muy posible que no. Según datos de la Unión Europea, solo un 20% de las personas menores de 40 años utilizan un teléfono fijo cada día y de ese porcentaje, muchos de ellos lo hacen en el trabajo. Si es así, ¿por qué no darlo de baja?

2. Adecúa el contrato a tus necesidades

En un plano más general, revisar todo lo que tenemos contratado con nuestra compañía y ver si lo necesitamos o no, nos puede ahorrar una buena cantidad de euros al año.

3. Revisa las ofertas de todas las compañías cada 6 meses o 1 año

No hay que perder de vista tampoco las ofertas que van apareciendo en el mercado. La mayoría de los expertos recomiendan echar un vistazo cada cierto tiempo para ver si encontramos alguna que nos resulte ventajosa.

4. Busca ofertas globales que incluyan todos los servicios que necesitas

A la hora de buscar una nueva oferta, suele ser beneficioso para nosotros como consumidores, las que incluyen internet, teléfono móvil, teléfono fijo y televisión (estos dos últimos, en el caso de que los necesitemos).

5. Estudia reducir la velocidad de conexión

Actualmente, se ha generalizado la conexión a través de fibra que nos aporta una gran velocidad de conexión pero que también resulta más cara que la más tradicional ADSL. De todos modos, ¿necesitamos esa velocidad? Es posible que no y que podamos recortar unos euros de nuestra factura si volvemos al ADSL.

6. Plantéate si realmente necesitas internet en casa

Y ya de paso, si tenemos internet en el móvil y pasamos la mayor parte del día pegados a él: ¿necesitamos entonces tener internet en casa? Eliminar esta vía de conexión puede hacer que nuestra factura baje en picado.

7. Controla las llamadas a números de tarificación especial

Pero aparte de los gastos fijos, también tenemos que prestarle atención a los consumos. Y uno de los más habituales e inesperados es el derivado de las llamadas a números de tarificación especial, que suelen empezar por 803, 806, 807 o 905, y que a veces pertenecen a servicios de atención al cliente o empresas que hacen negocio con nuestras llamadas.

8. Controla la duración de las llamadas

Finalmente, un básico. En el caso de que no tengas una tarifa plana, cuanto más hables, más pagarás, con lo que ¡controla los minutos que duran tus llamadas!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente