8 consejos para no engordar ni un gramo estas navidades que casi nunca se cumplen

La semana previa de Navidad comienza ya el maratón gastronómico: más de 20 días, si tenemos en cuenta las cenas de empresas o con amigos previas al inicio de las fiestas, en que las mesas de los españoles se llenan de alimentos ricos en grasas, calorías y azúcares. ¿Cómo sobrevivir a un maratón del exceso como éste? ¿Hay alguna posibilidad de sobrevivir? Los dietistas de Mediterranean Superfoods, el sitio web en el que encontrar productos saludables así como información para una mejora alimentación, nos dan ocho consejos para disfrutar de la comida de un modo responsable y fomentar una ‘alimentación más consciente’ durante estas navidades.

Las cenas de Navidad no tienen por qué acabar con la línea. Foto: Mediterranean Superfoods

1. Controlar los niveles de estrés durante las fiestas. La temporada festiva suele generar una serie de demandas a nivel social y familiar que muchas veces generan estrés. Hay que compaginar reuniones, compra de regalos, compromisos, viajes y traslados, etc. Según Diego de Castro, experto en alimentación saludable y dietista de Mediterranean Superfoods, “es muy probable que una persona que está estresada no tome las mejores decisiones a la hora de sentarte en la mesa, ya que el estrés puede provocar ansiedad que se traduce en una ingesta más rápida e inconsciente de alimentos”.

 2. Podemos aprovechar las vacaciones de Navidad para dormir un poco más de lo que lo hacemos con la rutina. Normalmente el ritmo de vida durante el año es muy intenso, por lo que es recomendable aprovechar los días libres de diciembre para recuperar la falta de sueño y descansar. Cuando se duerme menos de las horas recomendadas (una siete u ocho horas), se segregan más hormonas del hambre, se altera la microbiota intestinal y el ritmo metabólico. Por lo que es mucho más probable que se engorde si se duerme poco.

3. La Navidad puede ser una buena época para mantenerse activo con amigos y familiares. Se pueden aprovechar los encuentros familiares o con amigos para organizar salidas al aire libre, dar paseos o hacer pequeñas excursiones.Para disfrutar de unas fiestas sin engordar es importante evitar largar sobremesas en un mismo sitio porque además de no quemar energía, seguramente se acabe comiendo más alimentos calóricos como turrones, polvorones y demás preparaciones «azúcaro-festivas».

4. Acudir a las celebraciones habiendo comido correctamente durante el resto del día. Eso de “no comeré nada durante el día para llegar con hambre a la cena” no tiene ningún sentido, asegura de Castro.  “La consecuencia es que te acabarás excediendo y luego te sentirás demasiado lleno, lo que además provocará un mal descanso”.

Practicar el 'mindful eating' en las comidas es una gran idea. Foto Mediterranean Superfoods

 5. Practicar el mindful eating para poner atención y consciencia en el alimento que se va a comer. Hay que disfrutar de los alimentos: su aroma, sabor, textura y colores. Aunque se esté compartiendo esa comida con un grupo de gente, conversando o riendo, es recomendable destinar unos segundos a cada bocado y disfrutarlo. 20 minutos es el tiempo que necesita una persona para sentirse saciada, por lo que “come lentamente, pausadamente y respetuosamente”, añade el dietista de Mediterranean Superfoods.

 6. Seleccionar qué se come en los eventos especiales. Es habitual que en las cenas y comidas de estas fechas haya una gran variedad de platos sobre la mesa, por lo que es recomendable observar bien cada uno de ellos, valorarlos y decidir qué se va a comer. Desde Mediterranen Superfood aconsejan acompañar los platos de una buena cantidad de verduras y hortalizas y seleccionar proteínas como legumbres, pescado blanco y azul pequeño, huevos ecológicos o carne de ave de corral, que ayudan a sentirse saciado por más tiempo. También es recomendable evitar alimentos procesados, salsas pesadas, fritos, preparados con azúcares o exceso de mantequillas. Para el postre existen alternativas y recetas de pasteles saludables elaborados a base de harina de espelta o integral, fruta y frutos secos. En el caso de querer comer algún dulce típico de estas fechas, la clave es hacerlo con moderación y no repetir si no se quiere subir de peso.

 7. Controlar la ingesta de calorías en los líquidos. En cuanto a las bebidas, hay que intenta beber agua durante las comidas y, si se desea, brindar con una copita de cava o champán. Si se va a tomar vino o cerveza, hay que moderar las cantidades y beber como máximo 2 copas. Además, es importante evitar a toda costa los refrescos azucarados y bebidas carbonatadas que tanto azúcar y calorías vacías aportan al organismo.

 8. Sólo son unas pocas comidas y cenas especiales, procura mantener tu alimentación saludable el resto de los días. No hay porqué descuidar la alimentación durante los 15 o 20 días que duran las fiestas. Aunque es normal hacer algún exceso en los días especiales, es importante regresar a los buenos hábitos alimenticios en el resto de comidas y evitar picar entre horas dulces navideños, que contienen grandes cantidades de azúcar, y la comida que ha sobrado de las fiestas. Para eso te recomendamos comprar solo la comida necesaria para esos días.

Más historias que te pueden interesar: