7 recomendaciones de operación para que las empresas familiares fortalezcan sus negocios

·3 min de lectura
Unsplash.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las empresas familiares equivalen a 90% de las unidades de negocio en México. De hecho, son responsables de generar hasta 85% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según el Tec de Monterrey.

Por ello, es indispensable impulsar su desarrollo y la capacitación de los operadores de estas unidades de negocio; la mayoría de las ellas son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

“A este rol de creación de riqueza y contribución económica, que a menudo tiene dificultades para trascender públicamente, se suma una personalidad que las hace únicas. Su legado, cultura familiar y el amor por aquello que han creado sus antepasados, son valores extremadamente diferenciales”, consideró Mauricio Carrandi, director general de la consultora LLYC México.

Como especialista en el sector de las relaciones públicas y comunicación corporativa, Carrandi señaló en un comunicado que es indispensable el desarrollo de estrategias de comunicación para las empresas familiares.

7 recomendaciones de operación para empresas familiares

A través de siete consejos de operación, Carrandi y su equipo buscan motivar la adaptación de las empresas familiares al entorno de negocios actual. Estos aspectos están encaminados a fortalecer la longevidad en el sector.

Por ello, LLYC, en su informe titulado “Empresa familiar: De la credibilidad a la relevancia”, propone estas recomendaciones:

1. Evadir el silencio

La comunicación de las empresas familiares debe ir más allá de la oferta comercial y tener más presencia, mediante su propósito, en la agenda de su entorno de negocio.

2. Escuchar a sus consumidores y anticiparse a sus necesidades

Este tipo de empresas deben preguntarse qué buscan los nuevos consumidores, qué valores defienden y qué reclaman de las organizaciones de su entorno. Esta información les permitirá:

  • Tener una narrativa adecuada

  • Identificar a tiempo corrientes de opinión sobre aspectos relacionados con el negocio

  • Marcas y filosofía corporativa

3. Fortalecer su reputación

Estar en constante contacto con sus consumidores permite a las empresas familiares estructurar un “escudo reputacional”; este puede funcionar como un “cortafuegos” en casos de posibles riesgos y problemas.

4. Contacto con medios

Los negocios familiares también deben acercarse a los medios para construir relaciones. Además, deben conocer y tratar a actores locales que pueden funcionan como aliados en contextos de crisis.

5. Generar orgullo

Una forma de atraer y retener al talento es fomentar el sentido de pertenencia entre los profesionales actuales; vencer la resistencia al cambio y mejorar el clima y el compromiso de los equipos.

6. Desarrollar estrategias de activación para el público meta

Esto funciona en especial para las generaciones más jóvenes, a través de iniciativas que puedan alinearse con sus objetivos.

7. Conocer las principales tendencias

Así, las empresas familiares pueden detectar los posibles eventos que supongan un riesgo o una oportunidad para su marca; así como identificar los canales de comunicación más eficaces.

“Las empresas familiares tarde o temprano tienen que dar el salto a la institucionalización para crecer. Es por eso, que resulta indispensable para ellas poner en marcha un plan de protección reputacional y estrategias de posicionamiento comunicacional a corto, mediano y largo plazo”, agregó Mauricio Carrandi.

AHORA LEE: México debe romper el ciclo del machismo para tener más mujeres líderes, dicen 3 altas ejecutivas

TE PUEDE INTERESAR: 6 rasgos que comparten 18 mujeres líderes de grandes empresas tecnológicas como Google, Facebook o Netflix

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: