Belén Esteban, sobre su retiro de la tele: "Ojalá sea en un año o dos"

Está cansada de la fama. Al menos, eso acaba de asegurarle a Risto Mejide en el programa Chester In Love. Allí la colaboradora de Sálvame le confesó al publicista que espera retirarse pronto: “Estoy deseando dejar la televisión”. ¿Será que Belén Esteban quiere recuperar el anonimato porque su hija está a punto de cumplir la mayoría de edad y peligra la estabilidad de la joven? Cabe señalar que una vez que Andreíta cumpla los 18, dejará de ser ilegal que aparezca en las revistas.

Belén Esteban

“Hay veces que añoro ser anónima”, afirma la princesa del pueblo la ex de Jesulín de Ubrique, quien explica también cómo trata a sus seguidores fuera de los platós. “Para mí en la fama hay más cosas malas que buenas. Hace ya tiempo decidí que no me sacaba fotos por la calle, porque vas con gente y pararte todo el rato es muy complicado. Hay gente que lo entiende y gente que no lo entiende”.

La Esteban ya sueña cómo será su vida una vez que se retire de los medios: “No me da miedo que no me conozcan, la postfama… Me encantaría”. Es más, consigue hacerse una idea cada vez que se va de vacaciones fuera de España: “Yo todos los años me voy a Londres con mi familia. Voy andando y nadie me dice nada y eso me encanta”.

De momento, Belén declara que le toca trabajar porque tiene deudas a la Agencia Tributaria, las mismas que destaparon la traición de su ex mánager, Toño Sanchís: “Quiero vivir mi vida. Debo un dinero a Hacienda, tengo que pagar ese dinero, y me gustaría montar un pequeño negocio. Cuando esté todo arreglado la dejaré. Ojalá sea dentro de un año o dos, pero es complicado. Lo antes que pueda, dejaré la televisión“.

Belén Esteban

“Me gustaría que me recordarán por ser una buena persona, no por madre coraje. Que la gente tenga un buen recuerdo de mí, pero me encantaría ser anónima algún día. Me gustaría vivir tranquila”, apostilla. La pregunta es: ¿Conseguirá Belén recuperar su anonimato después de estar 18 años despotricando contra Jesulín de Ubrique y haciendo caja de sus penas y miserias? Y lo que parece más difícil: ¿Logrará mantener su hija al margen de los focos para que no se convierta en la nueva Chabelita?