6 ideas para que el cóctel de la boda sea memorable

Sandra Miranda

El cóctel es, prácticamente, el comienzo de la boda, un momento que tenéis que preparar a conciencia para sorprender a vuestros invitados. Recordad que vosotros estaréis en la sesión de fotos mientras ellos disfrutan del aperitivo y que la espera no se les debería hacer larga y pesada. Para evitar esto, os proponemos las siguientes ideas:

Música en directo

Apostad por la música de fondo que ambiente el cóctel. Podéis optar por una vocalista que versione canciones importante para vosotros y de todos los géneros, dedicadas a mayores y pequeños. ¡Así podrán comenzar con los bailes desde el minuto uno!

Foto: Crazy Love Shots

Photocall y árbol de huellas

¿Por qué esperar al final de la fiesta para que vuestros familiares y amigos se ‘adornen’ con atrezzo y se realicen fotos de lo más divertidas? Este es uno de los rincones que más solicitado se encuentra siempre, porque es muy divertido y porque todos podrán llevarse un recuerdo impreso de la gran boda. Colocad al lado el árbol de huellas y un buzón donde puedan dejaros unas palabras en forma de carta. Os encantará conservar esos buenos deseos para siempre y leerlos cuando la boda haya pasado. El cóctel es un momento ideal para que los invitados se entretengan en estos rincones.

Foto: This is Kool

Mago

Contad con los servicios de un mago que amenice los diferentes grupos que se formen en el cóctel. Impresionaréis a los invitados con los trucos de magia, las sorpresas y la emoción. El profesional les hará participes a cada uno de ellos, aunque también podrá hacer trucos generales.

Cocina en directo

Ya que la comida será la gran protagonista en el cóctel, ¿por qué no innovar y ofrecer a vuestros invitados un puesto de showcooking? Así podrán contemplar cómo se cocinan los diferentes platos, ya sean fríos o calientes. Es una buena idea, sobre todo, para los paladares más exigentes. ¡Toda una exhibición gastronómica!

En el Parador de Cádiz os dan la oportunidad de disfrutar de los productos del mar, como la tortillita de camarones, los pescados y mariscos del Golfo de Cádiz y del Estrecho, y los erizos de mar, las papas aliñadas y el surtido de fritos, el atún de almadraba, el pargo o los chicharrones. Será un placer para los sentidos. Los invitados disfrutarán del entorno inigualable que ofrece este Parador y sus vistas al mar y a la Bahía de Cádiz.

Foto: Parador de Cádiz

Beauty corner

Si vuestra boda se celebra de mañana, las invitadas lucirán tocados. ¿Qué os parece colocar un rincón para que quien quiera pueda dejar sus tocados y sentirse más cómodas? Junto a él, podéis contratar los servicios de un maquillador que retoque a las invitadas e, incluso, a la novia. ¡Colocad un beauty corner y todos harán cola!

Mesa de dulces típicos

Los golosos de la boda también deben tener su rincón en el cóctel. Esta opción es sensacional si apostáis por una boda tipo cóctel o bufet en la que ofrecer a los novios propuestas saladas y dulces para terminar. El Parador de Plasencia cuenta con una gastronomía exquisita, a base de productos de la zona, también para el postre de las bodas. Sus propuestas son variadas y deliciosas, como una mesa repleta de cerezas del Jerte, de compota de higos, de migas extremeñas, de membrillo natural con higos confitados y requesón con miel de las Hurdes, de leche frita aromatizada a la naranja y con licor de cereza… Podéis colocar mini postres para que cada invitado pueda probar varios.

Foto: Parador de Plasencia

¿Qué os han parecido las propuestas? Hacer del cóctel la parte más divertida de la boda no es nada complicado. Dejad de lado las ideas sencillas y planas, y apostad por la sorpresa y la diversión desde el primer momento. ¡Los invitados os lo agradecerán!