6 ejercicios exprés (por una reina del 'fitness') para ponerte en forma sin pisar el gym

¿Quieres cuidarte y no sabes cómo o por dónde empezar? Copia el entrenamiento de la actriz Patry Montero, una ‘mami fit’ que nos cuenta su secreto para encontrar el equilibrio y conseguir un estilo de vida saludable

El Yoga es una de las disciplinas favoritas de Patry, que asegura que se puede hacer ejercicio en cualquier parte: un parque, la calle, tu casa o la piscina, ¿ready?(Foto: mujerhoy)

El gran público la descubrió en series de culto como ‘Yo soy Bea’ o ‘Los hombres de Paco’, pero @patrymontero forma parte del selecto club de madres cañon junto a Amaia Salamanca, Paula Echevarría, Pilar Rubio, Carla Pereyra, Elsa Pataky o Helen Lindes; ¡y se lo curra! La ex concursante de ‘MasterChef Celebrity 2’ es una deportista nata y así lo demuestra en sus redes; mira, mira…

Fit moms

Ahora Patry te propone realizar un viaje para poner en forma tu yo interior a través de tres pilares imprescindibles: ejercicio, dieta sana y una actitud positiva ante la vida. En Pon en forma tu yo interior encontrarás la motivación necesaria para afrontar el día a día sin miedo, recomendaciones sobre alimentación y tablas de ejercicios para sentirte mejor.

Especialista desde niña en gimnasia acrobátca, Patry mantiene que el abrazando la filosofía ‘yogui’ alcanzarás el bienestar físico y mental oxigenando tu cuerpo y liberándote del estrés, al tiempo que corriges dolencias al fortalcer la columna vertebral (Foto: Instagram)

No es necesario ir a un gimnasio para realizar tus ejercicios, puedes utilizar elementos comunes y corrientes como una cama, un armario, unas escaleras… como aparatos válidos para crear una rutina deportiva. Prueba con esta serie de ejercicios exprés para trabajar todas las partes del cuerpo de una forma rápida y efectiva.

1. Calentamiento

Subir y bajar del banco. Este ejercicio cardiovascular quemagrasas consiste en tocar con el pie el BANCO e ir cambiando de pierna. Eleva siempre el brazo contrario a la pierna que subas y mantén el ejercicio durante 1 minuto, yendo lo más rápido que puedas.

2. Skipping en tabla + fondos, pectoral y tríceps alternos

Utilizando el BANCO de apoyo, realiza durante 4 segundos la técnica de carrera (skipping) + 2 fondos (1 flexión de pectoral y otra de tríceps). No importa si la inclinación del cuerpo no es paralela al suelo, el ejercicio es igualmente efectivo usando como punto de apoyo una mesa, un armario o una pared. Haz 3 series de 10 repeticiones con descansos de 30 segundos entre serie y serie.

3. Combinado de abdomen (rodillas al pecho) y tijera

Sentado en el borde del BANCO, combina 2 rodillas al pecho + 2 tijeras. Haz 3 series de 5 repeticiones dobles (es decir, 10 repeticiones en total) y descansa 30 segundos entre serie y serie.

4. Zancada frontal (lunge)


Usa el BANCO como apoyo de una de las piernas y flexiona la que está apoyada en el suelo hasta los 90 grados. Si usas una silla con ruedas (las típicas de las oficinas), desliza lapierna, estirando al bajar la que está apoyada en la silla, flexionando y deslizando la silla hacia ti al subir. De esta manera intensificas el ejercicio. Haz 3 series de 12 repeticiones por cada pierna, y descansa durante 30 segundos por cada serie doble (izquierda y derecha).

5. Sentadillas con flexión de bíceps y hombros con carga (opcional)

Coge la carga y con los brazos extendidos, flexiona las rodillas (sentadilla) a la vez que doblas los codos. Al estirar las piernas, estira los brazos. Con los brazos y las piernas extendidas, levanta los brazos hacia delante hasta que llegues a la altura de los hombros. Repite todo el ejercicio 12 veces durante 3 series, y descansa durante 30 segundos entre serie y serie.

Es la misma rutina aplicada en distintos lugares para que te des cuenta de que el entrenamiento se puede adaptar fácilmente a tus necesidades.

Patry recomienda empezar el día con unas respiraciones y estiramientos conscientes. (Foto: Getty)

Y al despertarte…

Recuerda que el cuerpo necesita desperezarse poco a poco para empezar el día con energía y con ánimo. “El problema es que por las mañanas solemos ir justos de tiempo por aprovechar al  máximo unos minutos más de cama, y al sonar el despertador salimos disparados sin ni siquiera desentumecer los músculos. Sin embargo, es conveniente hacerlo y poner el cuerpo en marcha con movimientos y estiramientos suaves y respiraciones profundas”, nos cuenta Patry.

1. Tumbado boca arriba y con el cuerpo relajado, respira profundamente. Hincha el abdomen y suelta el aire poco a poco. Si puedes realizar bostezos sonoros, mejor.

2. Estira las piernas y mueve los pies hacia delante y hacia atrás.

3. Tumbado boca arriba, flexiona ligeramente una pierna y crúzala por encima de la otra hasta que la espalda quede un poco torcida creando una semitorsión. Intenta llevar la rodilla de la pierna cruzada al suelo o la cama, ayudándote con la mano contraria, sin levantar ni espalda ni hombros.

4. Tumbado boca arriba, haz a rotaciones de muñecas y estira los brazos en paralelo como si quisieras tocar el techo de la habitación.

5. Levántate despacio, de lado y con las manos apoyadas en la cama para evitar posibles mareos.

6. Ya erguido, mueve el cuello lentamente de lado a lado y de delante hacia atrás para calentar las cervicales.

Si te interesar conocer más rutinas como estas y otros consejos útiles para mantener la motivación los tienes en Pon en forma tu yo interior.  ¡Di adiós a la pereza y a las malas costumbres!

“Céntrate en el presente, medita, sonríe y no te quejes; sé una persona agracedida y positiva que convierte sus problemas en retos, nunca en obstáculos”, nos dice Patry al despedirse.

También te puede interesar:

Cómo entrenar en media hora (¡y que se note!)

¡La revolución del fitness ha llegado!

Box jump: el ejercicio ‘quemagrasas’ que aumenta tu potencia muscular

De persona ‘hiper-ocupada’ a activa, una transformación que te cambiará la vida