Los 52 monumentos más famosos (e imprescindibles) de España

·24 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Rincones naturales, palacios de ensueño, templos que son verdaderas obras de arte del románico o el gótico, parques donde perderse, castillos que parecen sacados de un cuento... Está claro que los encantos de España son muchos y que por eso, cada año (y en condiciones normales) vienen a vernos millones de turistas que quieren conocer de primera mano todas estas joyas de enorme valor paisajístico y natural.

Sin embargo, ¿si solo pudieras recomendar un monumento imprescindible, un lugar de interés ineludible, de cada una de las 52 provincias, ¿cuál sería? La lista es bastante complicada de hacer, así que la ha elaborado por nosotros Musement, una plataforma online para la reserva de actividades y visitas de todo tipo, lo que nos puede dar una idea de los lugares más populares de nuestro país.

Para realizar el estudio se tomaron en consideración más de 4500 monumentos y atracciones en todo el país y se analizó el número de reseñas recibidas en Google de cada uno de ellos. La atracción con el mayor número de reseñas fue considerada como la más popular de la provincia.

Aquí tienes el listado completo de los 52 monumentos más famosos de nuestro país. ¿Cuántos conoces y cuántos te faltan? ¡Llega hasta el final para descubrir cuál es el monumento más popular de tu provincia y busca ideas para tus próximas escapadas!

Andalucía

Parque nacional de Sierra Nevada (Almería y Granada)

Photo credit: Junta de andalucia
Photo credit: Junta de andalucia

Se trata de un espacio natural que transcurre, como Doñana, entre dos provincias; Almería y Granada. La mejor manera de conocer todo lo que nos puede deparar es a través de una ruta de senderismo, concretamente desde el lado almeriense disfruta del recorrido Ubeire. Se trata de una ruta de cinco kilómetros en la que se pueden apreciar ejemplos de arquitectura rural, lugares de interés geológico y buenos rincones de monte mediterráneo.

Catedral (Cádiz)

Photo credit: Sir Francis Canker Photography - Getty Images
Photo credit: Sir Francis Canker Photography - Getty Images

Para los gaditanos, esta es la 'Catedral nueva', por oposición al veterano templo del siglo XVI. Esta comenzó a construirse en 1772 y se terminó más de cien años después, lo que explica su mezcla de estilos, como el barroco y el neoclásico, y de los gustos de los diferentes arquitectos que se vieron envueltos en ella. Puedes subir a la torre, disfrutar de las magníficas vistas de la ciudad y conocer el mecanismo de su reloj.

Alcázar de los Reyes Cristianos (Córdoba)

Photo credit: Allan Baxter - Getty Images
Photo credit: Allan Baxter - Getty Images

A pesar de encontrarse justo al lado, no es tan conocido como la Mezquita ni goza de la fama de sus 'primos hermanos', el Alcázar sevillano y la Alhambra. Es un magnífico edificio originario del siglo XIII que ha sido intervenido en varias ocasiones y que fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931. Durante ocho años, fue la residencia de los Reyes Católicos, lo que motivó que hasta una de sus torres acudiera Cristóbal Colón para pedirles ayuda económica para cruzar el Atlántico.

La Alhambra (Granada)

Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

Es uno de esos enclaves españoles que, a buen seguro, hay que visitar al menos una vez en la vida porque es un conjunto monumental de esos que te dejará con la boca abierta y que querrás saborear muy despacio. Date tiempo para admirar todos y cada uno de los detalles de los Palacios Nazaríes, quizás lo más conocido de todo, son su icónico Patio de los Leones, pero resérvate fuerzas (y piernas) para recorrer también el Generalife, la Alcazaba y el Palacio de Carlos V también son de visita obligada.

Parque nacional de Doñana (Huelva)

Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

También hay que prepararse a caminar bastante en Doñana y adentrarse –preferiblemente de mañana, con la fresca– sigilosamente por cualquiera de sus senderos (no te puedes salir de ellos). Con sus 54.000 hectáreas, el parque se extiende por las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva y es un verdadero regalo para los amantes de la naturaleza. En su superficie hay diferentes ecosistemas (dunas, cotos, marismas o playas), con más de 1300 especies de plantas catalogadas y 400 especies diferentes de aves.

Parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén)

Photo credit: Javier Zayas Photography - Getty Images
Photo credit: Javier Zayas Photography - Getty Images

Una superficie de más de 200.000 hectáreas le convierte en el espacio natural protegido más grande de España. Es el lugar donde nace el río Guadalquivir y ofrece numerosas posibilidades a los amantes de la naturaleza y el turismo activo. Por ejemplo, recorrer tranquilamente los profundos valles o los frondosos bosques, conocer rutas de senderismo como la del río Barbosa (en la imagen) o practicar barranquismo o escalada.

Puente Nuevo de Ronda (Málaga)

Photo credit: joe daniel price - Getty Images
Photo credit: joe daniel price - Getty Images

Posiblemente sea el emblema de la ciudad, uno de los de la provincia y de toda Andalucía. Se trata de un puente de casi un centenar de metros de alto cuya construcción comenzó en 1751 y se prolongó durante más de cuatro décadas. Fotografiado hoy por propios y extraños, salva la distancia sobre el Tajo de Ronda, lo que permitió conectar el barrio moderno con el barrio antiguo y permitir que la ciudad creciese en un momento clave de su historia.

Plaza de España (Sevilla)

Photo credit: Roberto Moiola / Sysaworld - Getty Images
Photo credit: Roberto Moiola / Sysaworld - Getty Images

Es una de las plazas más importantes de todo nuestro país, obra del arquitecto Aníbal González, como una de las construcciones cumbres de la Exposición Iberoamericana que se celebró en 1929 en Sevilla. Ubicada en el popular parque de María Luisa, con forma semicircular, con un impresionante tamaño de más de 50.000 m2 y escenario para la filmación de muchas películas, es conocida por los bancos de azulejos que representan 49 provincias españolas.

Aragón

Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca)

Photo credit: Iñigo Fdz de Pinedo - Getty Images
Photo credit: Iñigo Fdz de Pinedo - Getty Images

En pleno corazón de los Pirineos, recibe a los visitantes orgulloso de llevar 25 años como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De los cuatro valles que conforman el parque, quizás el más concurrido sea el de Ordesa, con turistas dispuestos a conocer la famosa cascada de Cola de Caballo. El cañón de Añisclo, el balcón de Pineta o las gargantas de Escuaín son otros de los lugares más emblemáticos del parque.

Plaza del Torico (Teruel)

Photo credit: Domingo Leiva - Getty Images
Photo credit: Domingo Leiva - Getty Images

En realidad no se llama así, sino que el callejero la tiene localizada como plaza de Carlos Castel, pero es conocida por la estatuilla del torito que hay situada en lo alto de la columna de la fuente, columna de laque el agua mana desde otras cuatro cabecitas pequeñas. Es lugar de paso, lugar de cita y de reunión y fue renovada en 2007, año en el que se aplicó una vanguardista iluminación. Aprovecha de noche, comprueba el paso de la luz de la tarde a la noche y examina sin prisa los edificios de estilo modernista realizados por el arquitecto Pau Monguió Segura.

Basílica de Nuestra Señora del Pilar (Zaragoza)

Photo credit: Laurent Fox - Getty Images
Photo credit: Laurent Fox - Getty Images

Arquitectónicamente no es la catedral más valiosa de nuestro territorio, pero su valía para los católicos es incalculable. Recibe su nombre del pilar o columna en el que se dice que la Virgen se apoyó al apóstol Santiago a orillas del río Ebro. Cada año acuden a mostrarle su devoción decenas de miles de personas, que además aprovechan para rezar en algún rinconcito del templo, construido entre los siglos XVII y el XVII. Dos de sus cúpulas fueron decoradas por el pintor de la provincia Francisco de Goya.

Asturias

Santuario de Covadonga

Photo credit: Esthermm - Getty Images
Photo credit: Esthermm - Getty Images

Imprescindible en tu viaje a Asturias es tu visita a Covadonga, muy cerca de la entrada del Parque nacional de los Picos de Europa, en Cangas de Onís. No solo por unos impresionantes lagos que quitan el hipo y que año tras año han puesto a prueba las piernas de los mejores ciclistas internacionales, sino por el pequeños santuario enclavado en una cueva donde se hallan la Virgen de Covadonga –la llamada 'Santina', y los sepulcros de Don Pelayo y Alfonso I. No te marches sin visitar la basílica neorrománica (en la imagen), el museo y la campana monumental de 5.000 kg.

Canarias

Jameos del Agua (Las Palmas)

Photo credit: Pablo Charlón - Getty Images
Photo credit: Pablo Charlón - Getty Images

Se trata de un impresionante tubo volcánico formado por las erupciones del Volcán de la Corona situado en una zona muy cercana a la costa que provoca un accidente geológico de lo más curioso. El artista local César Manrique supo sacarle todo el partido al lugar, creando un espacio único donde se mezcla arte, geología, naturaleza... ¡e incluso gastronomía! A favor: son de verdadero ensueño. En contra: la cantidad de gente que te puedes encontrar.

Loro Parque (Santa Cruz de Tenerife)

Photo credit: Alexandr Chernyshov / 500px - Getty Images
Photo credit: Alexandr Chernyshov / 500px - Getty Images

Los debates sobre, si a siglo XXI, un parque donde ver animales encerrados debe seguir siendo considerado una 'atracción' deberían estar ya obsoletos, teniendo en cuenta que son más felices en su hábitat y no entre cuatro paredes. Una vez dicho esto, no se puede negar que uno de los sitios más visitados de las Canarias es Loro Parque, que inicialmente era un paraíso de papagayos pero donde ahora se pueden ver decenas de especies.

Cantabria

El Capricho de Gaudí (Comillas)

Photo credit: Iñigo Fdz de Pinedo - Getty Images
Photo credit: Iñigo Fdz de Pinedo - Getty Images

Es una de las obras más tempranas de la arquitectura de Antoni Gaudí y una de las pocas erigidas fuera de Cataluña. Unos la conocen como 'El Capricho', otros como la 'Casa de los Girasoles', pero su nombre real es Villa Quijano, nombre que deriva del dueño, concuñado del marqués de Comillas y entonces un ricachón que se podía pagar semejante vivienda. Se trata de un edificio que pertenece al período orientalista del arquitecto modernista, de ahí que predominen los motivos mudéjares.

Castilla y León

Muralla (Ávila)

Photo credit: Ventura Carmona - Getty Images
Photo credit: Ventura Carmona - Getty Images

De día o de noche, en un día de verano o completamente nevadas... las murallas de Ávila son un impresionante e inusual monumento que uno no se cansa de admirar en la fecha que sea. Es el recinto amurallado más completo que se conserva en nuestro país, con 2,5 kilómetros de longitud, 87 torreones y nueve puertas, por lo que se puede recorrer prácticamente entera. Una de sus puertas más emblemáticas es la llamada del Alcázar.

Catedral (Burgos)

Photo credit: Ventura Carmona - Getty Images
Photo credit: Ventura Carmona - Getty Images

Acaba de cumplir 800 años y está más joven que nunca... ¡y lo que le queda! Es nuestra catedral más famosa a nivel internacional y no deja de recibir visitantes que se sorprenden por su maravillosa arquitectura gótica. A pesar de todo, es una lección de arte, pues en su interior también se encuentran elementos del Barroco o el Renacimiento. Las agujas, el cimborrio y la Capilla de los Condestables son algunos de sus principales puntos de interés.

Catedral (León)

Photo credit: apomares - Getty Images
Photo credit: apomares - Getty Images

Por fuera no sugiere la delicadeza de las formas de este precioso templo que, con su estilo gótico francés, puede compararse perfectamente con cualquiera de las catedrales del país vecino. Erigida sobre unas antiguas termas romanas, su belleza la hizo merecedora del apodo 'la Pulchra leonina' y ya por sus impresionantes vidrieras, más de 700 realizadas entre el siglo XIII y el XX, vale la pena una visita.

Montaña Palentina (Palencia)

Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images
Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images

Sin más ni más, este parque natural no tiene más adornos en el nombre que el que le identifican como parte de una región de la que está siempre orgulloso. En él, aún preservado del turismo extremo, los escarpados picos y agujas se alternan con valles y prados, lo que permite disfrutar de una gran diversidad faunística, incluyendo especies en peligro de extinción como el oso pardo. Salpicando este deleite para los ojos aquí también se encuentran algunas de las muestras de arte románico más importantes del país.

Plaza Mayor (Salamanca)

Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images
Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images

Aunque parezca un cuadrado perfecto; no lo es, es lo que Miguel de Unamuno, muchos años rector en la universidad local definiera como "un cuadrilátero. Irregular, pero asombrosamente armónico". Se trata de uno de los puntos de reunión preferidos por los salmantinos, a los que les gusta congregarse en este espacio de estilo barroco obra de Alberto Churriguera, cuyas obras empezaron en 1729. En ella, que antiguamente tenía jardines y quiosco para la banda de música, se encuentra el Ayuntamiento.

Acueducto (Segovia)

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Con una altura que alcanza los 28 metros, una longitud de 17 kilómetros y una capacidad para proporcionar agua a una población de 20.000 personas, el acueducto segoviano es una de las más importantes obras civiles romanas que quedan bien conservadas en la península. Con sus 2.000 años de historia y sus 20.000 piedras, llevan siendo testigo mudo de las historias de una ciudad que tomó una buena decisión para preservarla cuando retiró el tráfico de sus alrededores (hasta no hace mucho, se pasaba por debajo de él).

Alameda de Cervantes (Soria)

Photo credit: Turismo de Soria
Photo credit: Turismo de Soria

Todos los sorianos tienen en la Alameda de Cervantes o, como ellos mismos dicen, en 'la Dehesa', un punto de reunión para casi cada día del año. Porque este parque es romántico y hermoso en cualquier estación: para refugiarse en sus sombras en verano, para oir las pisadas de las hojas de otoño, para disfrutar de sus colores en verano, para llevarse el trineo en invierno... Este centenario parque de diez hectáreas recibe su nombre porque, en 1905, cuando fue inaugurado, se celebraban los 300 años de El Quijote. No te pierdas el Árbol de la Música y su precioso templete, la rosaleda, la ermita de Nuestra Señora de la Soledad ni el alto de la dehesa.

Parque Campo Grande (Valladolid)

Photo credit: Jesus Gonzalez / Info.valladolid.es
Photo credit: Jesus Gonzalez / Info.valladolid.es

Se trata del parque urbano más grande de la ciudad y de uno de los más grandes de toda la comunidad autónoma. Antes conocido como Campo de la Verdad, Campo de Marte y Campo de la Feria, fue escenario de justas, negociaciones, ejecuciones, revista de tropas... Hoy ya con una función completamente civil sirve de descanso a forasteros y lugareños que se acercan a dar un paseo caminando o en barca o a sorprendente del abultado número de pavos reales que hay por sus caminos.

Parque natural Lago de Sanabria y Sierras Segundera y de Porto (Zamora)

Photo credit: Amaia Arozena, Gotzon Iraola - Getty Images
Photo credit: Amaia Arozena, Gotzon Iraola - Getty Images

Otro impresionante rincón castellanoleonés para admirar la naturaleza es el lago de Sanabria, en la provincia de Zamora, el más grande de toda España con 369 hectáreas. Originariamente, en el Pleistoceno Superior era un enorme glaciar de 20 kilómetros; hoy un entorno fascinante no solo para un buen paseo sino para practicar otros deportes como ciclismo, navegación a vela e incluso esquí. En el perímetro del lago hay varias playas de arena para disfrutar de un buen baño.

Castilla-La Mancha

Parque natural de los Calares del Mundo y de la Sima (Albacete)

Photo credit: Juan Maria Coy Vergara - Getty Images
Photo credit: Juan Maria Coy Vergara - Getty Images

Seguro que has visto alguna vez fotografías de esta impresionante cascada, la de la cueva de los Chorros, que es sin duda el atractivo que buscan la mayoría de sus visitantes. Pero la variedad de este parque natural es tremendo, con preciosas formaciones hidrogeológicas y su rica flora. Dispones de nueve senderos de interés natural para conocer al detalle las cinco zonas en las que se divide.

Castillo de Peñarroya (Ciudad Real)

Photo credit: ellugardelamancha.es
Photo credit: ellugardelamancha.es

Situado a 12 kilómetros de Argamasilla de Alba, en plena Mancha y como puerta de acceso a las Lagunas de Ruidera, se trata de un castillo musulmán en bastante buen estado de conservación cuyo origen data del siglo XII. Esta fortaleza garantizaba el cobro de impuestos, aprovechamiento económico y protegía a cambio a los lugareños desde su privilegiado lugar sobre el embalse de Peñarroya. Es de acceso completamente libre.

Casas colgadas (Cuenca)

Photo credit: Eve Livesey - Getty Images
Photo credit: Eve Livesey - Getty Images

Los visitantes agotan las baterías de su móvil fotografiando estas casas que se asoman sin vértigo alguno a la hoz del río Huécar y que se han convertido no solo en el claro símbolo de la ciudad sino en uno de los monumentos más queridos de España. De ellas, solo tres se pueden visitar: la de la Sirena, que alberga un restaurante, y las Casas del Rey, desde la que admirar detalles de su arquitectura, como las vigas de madera o la mampostería. En ellas también se halla el Museo de Arte Abstracto Español .

Zoo (Guadalajara)

Photo credit: Zoo de guadalajara
Photo credit: Zoo de guadalajara

A punto de cumplir cuatro décadas, el zoológico municipal de Guadalajara está especializado en fauna europea y es uno de los más importantes en España, a pesar de que no esté entre los más conocidos. Cuentan con un centenar de especies en exhibición; entre ellas osos, lobos, linces, jabalíes, ciervos, gamos, muflones, macaco de Gibraltar, ponys, ovejas, cabras, cisnes, pavos reales, rapaces, faisanes… La zona de los animales domésticos gustará especialmente a los más pequeños.

Catedral Primada (Toledo)

Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images
Photo credit: Daniel Viñé Garcia - Getty Images

Es uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa gótica en España y la segunda catedral por tamaño de nuestro país (120 metros de largo por 60 de ancho), solo por detrás de la de Sevilla. Se comenzó a construir a principios del siglo XII sobre los cimientos del antiguo templo visigodo y se concluyó en el XVII. Es aconsejable subir a cualquiera de sus torres para admirarla en toda su grandiosidad y como parte del precioso paisaje toledano. Su excelente colección de pintura incluye lienzos de El Greco, Caravaggio, Tiziano, Van Dyck, Goya o Rubens, entre otros. Su acceso cuesta 12,50 euros, pero los domingos el precio especial es de 2 euros.

Cataluña

Sagrada Familia (Barcelona)

Photo credit:  Orbon Alija - Getty Images
Photo credit: Orbon Alija - Getty Images

Posiblemente sea el monumento inacabado más conocido y visitado del mundo y la obra más famosa del arquitecto modernista Antoni Gaudí. En los últimos años, se ha dado un importante empujón a la Sagrada Familia, cuyos trabajadores están en estos momentos centrados en terminar la torre de Santa María, la segunda más importante del conjunto. La fachada del Nacimiento, el impresionante 'bosque' de columnas del interior y las vistas desde las torres son solo algunos de sus muchos encantos.

Teatro-Museo Dalí (Girona)

Photo credit: gett - Getty Images
Photo credit: gett - Getty Images

A pesar de que los visitantes señalan la masificación y el precio quizás demasiado elevado de la entrada (14 €) como desventajas a la visita, todos señalan el enorme valor de los fondos de un centro imprescindible para adentrarse en el universo del pintor de Port Lligat. El museo se encuentra en un espectacular edificio rosado con huevos en el tejado, diseñado por el propio Dalí. En su interior nos esperan más de 1000 piezas para descubrir y profundizar en la obra del genial artista surrealista.

La Seu Vella (Lleida)

Photo credit: Wendy Rauw Photography - Getty Images
Photo credit: Wendy Rauw Photography - Getty Images

Erigida en el siglo XIII, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica catalana, pero también sin duda el monumento más conocido de la ciudad. No dejes de acercarte hasta ella para disfrutar de sus detalles en columnas, cornisas, ménsulas, esculturas, capillas, pinturas... y aprender un poco más de la historia de Lleida. Admira también su enorme campanario, en el que 2 de las 7 campanas son de estilo gótico.

PortAventura World (Tarragona)

Photo credit: david morton - Getty Images
Photo credit: david morton - Getty Images

Apúntate a un viaje por todo el planeta entero en uno de los parques de atracciones más intensos y espectaculares del mundo. Paseos en montaña rusa, chapuzones en recorridos acuáticos, rutas más calmadas en trenes que evocan el Salvaje Oeste... PortAventura World y sus parques gemelos, el Caribe Aquatic y Ferrari Land (no solo para amantes del motor) pondrán a prueba tu adrenalina con atracciones como Dragon Khan, Red Force o King Khajuna.

Comunidad de Madrid

Parque del Retiro (Madrid)

Photo credit: Lingxiao Xie - Getty Images
Photo credit: Lingxiao Xie - Getty Images

Recientemente nombrado Patrimonio Cultural por la Unesco junto con el entorno del Paseo del Prado, el parque del Buen Retiro, con sus 125 hectáreas y sus más de 15.000 árboles, es uno de los lugares más visitados tanto por los madrileños como por los turistas que vienen a pasar unos días en la capital de España. Sus preciosos jardines, como el Parterre o la Rosaleda, el emblemático Palacio de Cristal (que además es una de las sedes del Museo Reina Sofía) o el estanque, son algunos de sus rincones más concurridos.

Comunidad Valenciana

Castillo de Santa Bárbara (Alicante)

Photo credit: fhm - Getty Images
Photo credit: fhm - Getty Images

Aunque todo el mundo recuerde Alicante por playas tan concurridas como la del Postiguet o por su animado y concurrido paseo de la Explanada de la España, otro de sus grandes tesoros es el castillo de Santa Bárbara, erigido sobre el monte Benacantil,desde el que se disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad. Parece que el origen del edificio data del siglo IX, pero la construcción que hoy podemos admirar forma parte de la reforma mandada hacer por Felipe II en el siglo XVI.

Castillo de Peñíscola (Castellón)

Photo credit: MEDITERRANEAN - Getty Images
Photo credit: MEDITERRANEAN - Getty Images

Es una fortaleza tan icónica como legendaria, bien conservada y escenario de importantes rodajes como el de 'El Cid' o 'Juego de tronos'. Este castillo, mandada construir por los templarios a 60 metros sobre el nivel del mar, fue convertido en residencia oficial por Benedicto XIII, conocido como el Papa Luna, en 1411. Además de este precioso monumento, la localidad de Peñíscola tiene muchos otros lugares encantadores.

Ciudad de las Artes y de las Ciencias (Valencia)

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Con los años se ha convertido en el 'must' de la ciudad levantina, y está claro que el conjunto es de una riqueza excepcional, sobre todo arquitectónicamente ya que hay visitantes que 'se quejan' de que los fondos son un poco escasos. En cualquier caso, vale la pena darse un paseo por la Ciudad de las Artes y las Ciencias, situada en el antiguo cauce del río Turia

Extremadura

Teatro romano de Mérida (Badajoz)

Photo credit: Gannet77 - Getty Images
Photo credit: Gannet77 - Getty Images

Impresionante conjunto romano que, hoy día, sigue utilizándose para el mismo fin que se construyó, gracias a su increíble acústica. El Teatro Romano de Mérida data del primer siglo de nuestra era, cuando fue mandado construir por Marco Agripa. Desde entonces, su capacidad de espectadores ha sido la misma, unas 6.000 personas. La fachada que conocemos es algo posterior, se realizó durante las remodelaciones que tuvieron lugar a finales del siglo I y principio del siglo II.

Plaza Mayor de Trujillo (Cáceres)

Photo credit: © Santiago Urquijo - Getty Images
Photo credit: © Santiago Urquijo - Getty Images

Trujillo es tierra de conquistadores y a uno de ellos, Francisco Pizarro, 'descubridor' de Perú, está destinada la estatua que preside la hermosa plaza mayor de la localidad. Bordeada por edificios porticados que datan del siglo XIV, está rodeada por numerosos edificios palaciegos, como Palacio de los Duques de San Carlos, el Palacio de los Marqueses del Piedras Albas o el Palacio de la Conquista.

Galicia

Catedral de Santiago (A Coruña)

El final del Camino de Santiago es uno de los puntos más especiales y emotivos no solo para los peregrinos sino para todos aquellos visitantes que se quedan sin aliente frente a la fachada del Obradoiro. Se comenzó a construir en el siglo XI, cuenta con notables detalles de arte gótico, renacentista, barroco... en toda su arquitectura y vale la pena dedicar un rato a su visita. Lo más interesante es el impresionante Pórtico de la Gloria.

Muralla romana (Lugo)

Photo credit: © Santiago Urquijo - Getty Images
Photo credit: © Santiago Urquijo - Getty Images

Posiblemente no haya otro ejemplo en el mundo como esta increíble muralla romana que se conserva prácticamente en su totalidad: tiene 71 de las 85 torres originales, un total de 10 puertas y hay tramos en las que alcanza los siete metros de ancho. Erigida en el siglo II, se extiende a lo largo de 2 km y envuelve la parte más antigua de la ciudad, que en 2000 celebró su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Cañón del Sil (Orense)

Photo credit: Enrique Díaz / 7cero - Getty Images
Photo credit: Enrique Díaz / 7cero - Getty Images

Es uno de los puntos más visitados e impresionantes de la Ribeira Sacra, que recorre varios puntos de las provincias de Orense y Lugo. El tramo final del Sil, unos 35 kilómetros, en su desembocadura hacia el río Miño está formada por estas impresionantes paredes de unos 200 metros de altura excavadas por la erosión del mismo río. Puedes recorrerla en catamarán, una opción excelente para descubrir el cañón y ver los viñedos que crecen en sus laderas, producto que sigue siendo fundamental para los habitantes de la zona.

Hórreos de Combarro (Pontevedra)

Photo credit: Luis Dafos - Getty Images
Photo credit: Luis Dafos - Getty Images

Combarro es un encantador pueblo gallego pesquero que figura entre nuestros favoritos del norte de España. Su ambiente, su casco antiguo, su arquitectura rural... y en ella, los conocidos como hórreos, situados a orillas del mar, que antiguamente se usaban a modo de granero. En la localidad hay unos 60 hórreos, de los cuales aproximadamente la mitad están al borde de la costa.

Islas Baleares

Catedral de Palma de Mallorca

Photo credit: narvikk - Getty Images
Photo credit: narvikk - Getty Images

No es una de las catedrales góticas que primero se nos vienen a la mente en España, pero sí uno de los ejemplos más armoniosos y elegantes. Su construcción se prorrogó del siglo XIII a la década de 1630 y, a lo largo de todos esos años, captó elementos del gótico mediterráneo, del barroco y del renacimiento, entre otros estilos. Consagrada a la Virgen María, su sorprendente altar es obra de arquitecto Antoni Gaudí y también tenemos que destacar el trabajo de Miquel Barceló en la preciosa Capilla del Santísimo.

La Rioja

Concatedral de Santa María de la Redonda (Logroño)

Photo credit: F.J. Jimenez - Getty Images
Photo credit: F.J. Jimenez - Getty Images

El templo, situado en el casco antiguo de Logroño, fue declarado concatedral en el año 1959. Uno de sus aspectos más llamativos son las dos torres, conocidas como 'las gemelas', aunque una de ellas es ligeramente más alta que la otra. Tras el retablo mayor hay un pequeño lienzo de la Crucifixión atribuido al mismísimo Miguel Ángel Buonarroti.

Navarra

Palacio Real (Olite)

Photo credit: Hal Beral - Getty Images
Photo credit: Hal Beral - Getty Images

Sorprende su preciosa arquitectura medieval en pleno corazón de Navarra, en una localidad tan pequeña como Olite. El Palacio Nuevo, la parte visitable, es una de las tres partes del monumento mandado erigir por orden del rey de Navarra Carlos III –las otras dos son el palacio Viejo (actualmente Parador) y las ruinas de la Capilla de San Jorge–. Sus mágicas torres, patios, estancias, jardines... recuerdan el lujo que alcanzó en su época, cuando sorprendía a los viajeros con sus parques colgantes, sus animales exóticos, etc. Un incendio casi lo deja en ruinas en 1813 y tuvo que ser prácticamente reconstruido en su totalidad.

País Vasco

Parque de La Florida (Álava)

Photo credit: Vitoria Gasteiz Turismo
Photo credit: Vitoria Gasteiz Turismo

A pesar de ser la capital, Vitoria suele ser la gran olvidada de las tres grandes ciudades del País Vasco. Preciosa, coqueta y con una animación única, vale la pena su visita, pero sobre todo destaca por ser la ciudad española con más zonas verdes por habitante. El Parque de la Florida es el jardín más querido por los vitorianos, con su esquema francés del siglo XIX y sus 95 especies diferentes de árboles, destacando un centenario nogal que alcanza los 30 metros de alto.

Playa de la Concha (Guipúzcoa)

Photo credit: xavierarnau - Getty Images
Photo credit: xavierarnau - Getty Images

Fue una de las playas en las que se inició el turismo en nuestro país, pues en ella le gustaba bañarse la reina María Cristina, madre de Alfonso XII. Hoy ya no es tan elitista; es elegida cada verano por miles de turistas a los que le gusta disfrutar de una de las playas urbanas más conocida de Europa. Flanqueada por los montes Urgull e Igeldo y con 1,3 kilómetros de largo, recibe su nombre por la forma de concha que tiene.

Museo Guggenheim (Vizcaya)

Photo credit: Eloi_Omella - Getty Images
Photo credit: Eloi_Omella - Getty Images

Si hablamos desde el prisma de la arquitectura, está claro que este museo bilbaíno debe figurar en el top 5 de nuestros museos favoritos. La maravillosa obra de arte de Frank Gehry es el envoltorio perfecto a un centro de arte contemporáneo cuyos fondos se pueden admirar desde fuera, con el perrito Puppy y la araña Mamá. El espectacular edificio de estilo deconstructivista ya forma parte de paisaje de Bilbao.

Murcia

Teatro Romano (Cartagena)

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Aunque los expertos ya intuían que se podían encontrar con algo importante, nadie se imaginaba que, en la excavación del solar de la Casa-Palacio de la Condesa Peralta, destinado a albergar el Centro Regional de Artesanía en Cartagena, iba a aparecer semejante tesoro. Ocurrió en 1988 y durante 15 años, los arqueólogos estuvieron investigando en este enorme descubrimiento, oculto en otros edificios durante siglos. Su construcción comenzó en el siglo I de nuestra era. La cavea, excavada en la propia roca del Cerro de la Concepción, tenía capacidad para unos 7000 espectadores y el escenario medía unos 43 metros.

Ciudad Autónoma de Ceuta

Casa de los dragones

Photo credit: ceutaturistica.com
Photo credit: ceutaturistica.com

Este bonito edificio de estilo historicista debe su nombre a las cuatro esculturas que coronan sus fachada. Sin embargo, las que vemos no son las originales, anteriormente seis, que fueron quitados durante la Segunda República. Se trata de réplicas que se volvieron a ubicar en el mismo lugar en 2006; estas elaboradas en resina, fibra, marmolina y tinte negro y posteriormente cubiertos con pintura de forja, obra del artista local Antonio Romero.

Ciudad Autónoma de Melilla

Parque Hernández

Photo credit: Melillamonumental.es
Photo credit: Melillamonumental.es

Calificado como Jardín Histórico, el Parque Hernández es una visita obligada en Melilla. Situado en el Ensanche Modernista de la ciudad, además de contar con numerosas especies botánicas, el parque alberga un buen número de esculturas dedicadas a conocidos escritores y personalidades como Lope de Vega o Fernando Arrabal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente