1 / 5

1. Profundidad

Las paredes del baño son un escenario perfecto sobre el que incorporar recursos capaces de hacer que el espacio parezca más grande. Tanto es así que un revestimiento salpicado de color como el elegido en este proyecto, es capaz de multiplicar la percepción espacial añadiendo profundidad a la estancia. El dominio de los tonos claros que viste el resto del baño no hace sino maximizar el efecto expansivo de la decoración más allá de los límites físicos del propio baño. 

Credits: homify / MOB ARCHITECTS

5 trucos para hacer que tu pequeño baño parezca más grande

Las construcciones actuales adolecen, en no pocas ocasiones, de una falta de espacio crónica vinculada a multitud de factores. En este escenario, el baño es una de las habitaciones de la casa en la que se sacrifican metros en pos de hacer que otras estancias resulten más amplias y espaciosas. Sin embargo, el universo de la decoración y diseño de interiores cuenta con multitud de recursos que pueden aplicarse al planteamiento de baños pequeños para hacer que parezcan más grandes. La gestión acertada de las dimensiones disponibles se traduce en un mayor atractivo y mejor funcionalidad, dos aspectos claves para crear atmósferas llenas de encanto.

El uso de diferentes materiales, los motivos elegidos para azulejos y baldosas, la luz o el color son solo algunos ejemplos del amplio catálogo de herramientas a tu disposición para conseguir una percepción espacial más amplia. En este libro de ideas llevamos a la práctica varias de estas recomendaciones a través del diseño de cinco baños pequeños que parecen más grandes de lo que realmente son. Si quieres dar con la inspiración perfecta para trasladar estas cuestiones a tu particular proyecto decorativo ¡sigue leyendo!