5 consejos para concentrarse más en la lectura

Photo credit: Artur Debat - Getty Images
Photo credit: Artur Debat - Getty Images

Nunca había sido tan fácil leer y acceder a los libros. Actualmente podemos conseguir casi cualquier libro que necesitemos en muy poco tiempo a través de internet o incluso en segundos, si utilizamos libros electrónicos y, sin embargo, mucha gente se queja de que les resulta difícil concentrarse para leer.

Estamos asediados por cientos de cosas que pugnan por reclamar nuestra atención, desde la vieja televisión (que a pesar de lo que se vaticinaba hace unos años, sigue allí), hasta las redes sociales y los teléfonos móviles.

Además de eso, las circunstancias extraordinarias por las que hemos pasado en los últimos tiempos, no nos ayudan a concentrarnos. En los tiempos de la pandemia, especialmente durante el confinamiento, las cifras de lectura aumentaron en torno a un 51%, pero a algunas personas la angustia por lo que estaba pasando les impedía concentrarse.

Pero hay más: el cambio climático, las guerras, las erupciones volcánicas, la crisis energética… Nuestro mundo parece empeñado en sorprendernos cada día y eso nos desconcentrarnos. Resulta difícil dejar volar la imaginación cuando tienes dudas de si podrás pagar este invierno la factura de la luz.

No obstante, la lectura nos ayuda a relajarnos. Según un estudio de la Universidad de Sussex, la lectura reduce nuestro estrés en un 68%. Por lo tanto, está bien que, a pesar de todo, intentemos leer todo lo que podamos.

Cinco consejos para leer más y mejor

1. Lee lo que realmente te apasione

A no ser que se trate de una lectura obligada del colegio o la universidad, tú eres quien elige qué quieres leer y tus gustos son tan válidos como los de cualquiera. Con esto queremos decir que deberías elegir libros que realmente te interesan y que, lamentablemente, si un libro no te gusta, lo mejor que puedes hacer es dejarlo y hacerte con otro.

Da igual que a todo el mundo le haya gustado o que se trate del “libro del año”, si no te atrapa ni te interesa, estarás perdiendo un tiempo precioso. Hay muchos libros increíbles ahí fuera esperándote.

2. Adapta el libro a tu estado de ánimo

Aunque está bastante relacionado con lo anterior. Te recomendamos que si, por ejemplo, estás pasando un mal momento anímico, no optes por obras muy tristes o que te recuerden lo que estás pasando.

3. Evita distracciones

Uno de los principales problemas que se nos presentan hoy en día a la hora de sentarnos un rato a leer es que estamos demasiado pendiente de nuestro móvil y de las redes sociales. Para evitar esto, te recomendamos quitar todas las notificaciones e incluso dejar el terminal en otra habitación y no consultarlo durante el tiempo en el que estemos leyendo.

4. Márcate un tiempo de lectura

En línea con lo anterior, lo mejor es que antes de comenzar a leer te marques un tiempo durante el cual toda tu atención estará centrada en el libro. De esta manera te será más fácil evitar la tentación de mirar tu teléfono o levantarte a comer algo.

5. Prueba con música

Una melodía suave, habitualmente instrumental, puede ayudar a que te concentres mejor. En las principales plataformas de música o en YouTube, puedes encontrar listas creadas específicamente para leer que suelen contener música de piano, tranquila e inspiradora.