5 alimentos ricos y accesibles que puedes cocinar en una freidora de aire

Photo credit: fcafotodigital
Photo credit: fcafotodigital

Que las freidoras de aire, las popularmente llamadas 'Airfryer,' han conquistado nuestras cocinas es toda una realidad. Pocos son los hogares que no cuentan ya con uno de estos pequeños electrodomésticos diseñados para cocinar y comer más saludable. Y su receta es la más sencilla: utilizando aire caliente y sin apenas incluir grasas o aceites, son capaces de elaborar sabrosas recetas para toda la familia, entre las que están las más prohibitivas: los fritos.

Croquetas, patatas, empanadillas, alitas o nuggets de pollo… ¿Quién puede resistirse a todas ellas? Todos estos productos están en la lista de esos caprichos que nos encantan pero con los que tenemos que tener mucho cuidado, especialmente si queremos cuidar las calorías que ingerimos- si los preparamos de la manera tradicional, bien fritos en un buen AOVE. Sin embargo, una freidora de aire da para mucho, muchísimo más. Lejos de aparcarla y utilizarla una o dos veces al mes, te proponemos sacarle el máximo partido con cinco originales ideas para comer, cenar, merendar e incluso desayunar y que, sin duda, seguro que repetirás en más de una ocasión.

Salmón

Photo credit: fcafotodigital
Photo credit: fcafotodigital

El salmón es uno de los pescados más versátiles y que más gustan en cualquier hogar. Puedes prepararlo previamente marinado, aderezado con sésamo y soja, acompañado de unas ramitas de eneldo, aliñado con zumo de limón y romero… Para hacerlo en tu freidora de aire debes tener en cuenta algunos consejos:

-Escoge lomos de salmón gruesos: pide en tu pescadería cortes tipo solomillo, mejor que en rodajas, que son más limpios y casi no traen espinas.

-Si es posible, congélalo previamente: de esta forma evitarás los temidos anisakis.

-Para cocinarlo: utiliza la rejilla de asar, así evitarás que los lomos se rompan. Recuerda que debes engrasar la piel con un pincel y un poco de aceite para evitar que se pegue y sea un engorro limpiar tu freidora una vez hayas terminado.

En 10 minutos a temperatura máxima (200 grados) tendrás listos tus lomos de salmón al gusto.

Huevos cocidos

Photo credit: Claudia Totir
Photo credit: Claudia Totir

Quizá no sabías que puedes cocer huevos en tu airfryer, pero la realidad es que quedan perfectos y son facilísimos de preparar. Para ello, debes colocar los huevos previamente lavados en tu freidora de aire a 150 grados durante 11 minutos.

Una vez haya pasado el tiempo, sácalos y sumérgelos en un bol con agua fría para atemperarlos antes de pelarlos. Retira la cáscara y estarán listos para incorporarlos a tus mejores recetas.

Chips de frutas, hortalizas y verduras

Photo credit: Ali Majdfar
Photo credit: Ali Majdfar

¿Te apetece un snack saludable y casero? No te pierdas todas estas ideas y posibilidades que tienes gracias a tu freidora de aire. Frutas, verduras u hortalizas, puedes hacerlo con cualquiera de ellas. Porque hay mucha más vida allá de las famosas patatas chips.

Por ejemplo, corta en rodajas unas manzanas, espolvoréalas con un poco de canela y una pizca de sal. Mételas en la freidora durante 8 minutos a 198 grados. Conseguirás que queden doradas y crujientes. Los boniatos, las zanahorias, el calabacín o incluso el melocotón son otros ingredientes con los que puedes replicar esta receta. ¿Dulces o salados? Eso ya es decisión tuya.

Castañas asadas

Photo credit: gerenme
Photo credit: gerenme

Quedan espectaculares y, además, súper fáciles de pelar. Si te gustan las castañas, cuando llega el otoño ya empieza su temporada y nada como hacerlas en casa y no tener que esperar a encontrarte por casualidad uno de los tradicionales puestos de la calle.

Para asarlas en airfryer solo tienes que hacer un pequeño corte profundo en el centro de las castañas. Incorpora un puñado en la cubeta de la freidora a 200 grados durante 15 minutos. Cuando lleven la mitad del tiempo, abre la freidora y remueve las castañas. Cierra y deja que terminen de cocinarse

Churros caseros

Photo credit: Debby Lewis-Harrison
Photo credit: Debby Lewis-Harrison

Los churros es otro capricho que podemos darnos mucho más a menudo si los preparamos en casa y con freidora de aire. ¡Toma nota para que te queden de 10!

Pon en una olla dos vasos de agua y una pizca de sal. Aparte llena 2 vasos con harina de trigo y añade estos a la olla cuando el agua comience a hervir. Déjalo hasta que quede una masa grumosa. Deja reposar la mezcla y, una vez esté atemperada, aplánala para ir formando los churros con las manos. También puedes utilizar una manga pastelera si así te resulta más sencillo.

Cuando los tengas listos, añade un poco de aceite en la freidora (con spray) coloca los churros y vaporiza aceite sobre ellos. Cocina tus churros durante 15 minutos a 200 grados. Quedan crujientes y deliciosos. Perfectos para desayunar o merendar en familia.