4 tipos de jefes y cómo lidiar con cada uno de ellos

Foto: fizkes/istock

En un mundo ideal el jefe escucha abiertamente a su equipo y entre todos, encuentran la manera de funcionar en conjunto. Sin embargo, la realidad muchas veces es otra: los empleados son lo que deben ajustarse al estilo de su manager.

"Solo el 30% de los jefes se adapta a sus empleados", dice la consultora Mary Abbajay y agrega: "Deja de esperar al unicornio y aprender a lidiar con el jefe que tienes".

La especialista aclara que aprender a manejar a tu jefe no se trata de adularlo todo el tiempo, sino de entender cómo le gusta trabajar y adaptarse a su estilo.

Desde Linkedin sugieren que, en líneas generales, los jefes suelen responder a 4 categorías. Entenderlas es un (buen) primer paso para poder congeniar con tu superior y entender su estilo.

  1. Avanzados. Son jefes que pueden lidiar exitosa y rápidamente con muchos asuntos al mismo tiempo. Están orientados a las tareas, son pragmáticos y toman decisiones sin titubear.

Como van 'a mil por hora' pueden parecer impacientes y apurados, así que no los demores con una conversación informal cuando estén en modo 'ejecución'. 

Con ellos, la mayoría del tiempo, debes ser breve, profesional y decisivo. 

También te puede interesar: ¿Primera vez que eres jefe? Esto es lo que debes saber

  1. Influenciadores. Son gerentes inspiradores y de alta energía. Al igual que los primeros, a este tipo de jefes les gusta resolver asuntos con rapidez, sin embargo ellos están mucho más orientados a las personas.

Mary Abbajay aclara que a un influencer le encanta correr riesgos e innovar, pero le gusta hacerlo con otras personas a su lado.

La mejor manera de lidiar con un jefe de este tipo es mostrarte como su partner in crime. Es decir, su secuaz dispuesto a avanzar a su ritmo, con mucha energía y compromiso.

  1. Evaluadores. Estos líderes se toman las cosas con calma y son perfeccionistas eficientes: "Miden dos veces, miden dos veces más y cortan una vez", explica Abbajay.

Si te toca trabajar con un jefe evaluador, debes saber que ellos buscan la perfección en todo lo que hacen. Por lo tanto, necesitas ser detallista. Y si bien no existe la perfección, claro está, estos líderes realmente valoran que lo hayas intentado.

  1. Armonizadores. Son los gerentes que quieren construir un gran equipo y asegurarse de que todos se sientan felices, seguros y valorados.

Por lo tanto, debes seguir su línea y hacer foco en el trabajo en equipo y siempre darle tu feedback, pues este tipo de jefes valoran mucho cómo se sienten sus empleados.

También te puede interesar: 5 estrategias para pedir un aumento de sueldo

La comunicación es clave

Ahora bien, saber estas distinciones no sirve de mucho si te olvidas de un factor primordial: la comunicación con tu jefe.

Si te comunicas efectivamente con tu manager, sabrás cómo percibe tu desempeño laboral, qué espera de ti y también él podrá conocer cuáles son tus expectativas laborales y hacia dónde buscas encaminar tu carrera.

Resulta sorprendente que, de los 5 mil gerentes que Abbajay entrevistó a lo largo de los años, puede contar con una mano aquellos que han tenido un empleado que les preguntara sobre sus preferencias y estilo al trabajar.

Así que, ya sabes, ante la duda: pregunta, comunícate. Jamás se tomará mal un empleado que se muestra interesado y proactivo por entender y sintonizar con su jefe.