4 errores comunes sobre el síndrome de ovario poliquístico

ovarios poliquísticos
Síndrome de ovario poliquístico: 4 errores comunesCourtesy of Press Office

Tras más de 20 años de visitar mujeres, me doy cuenta de que sois muchas las que llegáis a la consulta comentando que os han dicho que tenéis unos ovarios poliquísticos, pero sin embargo sois pocas que realmente entendéis lo que os está sucediendo.

Quiero que tengáis claro algo que es básico pero que muchas veces no sabéis:

El Síndrome de ovario poliquístico (SOP de ahora en adelante) es una DISFUNCIÓN ENDOCRINA que lleva asociado unos altos niveles de andrógenos en sangre (hiperandrogenismo). Los andrógenos son las mal llamadas hormonas masculinas como la testosterona, que dan lugar a esos síntomas que tanto os incomodan: acné, hirsutismo (exceso de vello), alopecia (caída de pelo). Digo mal llamadas porque nosotras también tenemos andrógenos, solo que en diferente cantidad.

El SOP es el trastorno endocrino más frecuente en mujeres en edad reproductiva (hasta un 15 % la pueden padecer).

Si os parece, para hacerlo más ameno, voy a repasar las creencias erróneas que con más frecuencia os oigo decir:

“Me vieron unos ovarios poliquísticos en la ecografía y me han dicho que tengo el Síndrome de Ovario poliquístico”

¡Ojo! Tener unos ovarios de aspecto polimicroquístico en la ecografía ginecológica NO significa que tengas SOP.

Es muy importante que tengáis clara la diferencia y por eso os la quiero explicar bien.

El SOP es una alteración muy compleja y multifactorial y se diagnostica según unos criterios (que todo sea dicho, están para revisar porque nos pueden llevar a errores) que son los criterios de Rotterdam. Se deberán cumplir al menos 2 de los 3 criterios:

  • Hiperandrogenismo:ya sea en la analítica de sangre o porque lo vemos claramente en las características de la mujer (presenta acné, hirsutismo, acumulo de grasa a nivel abdominal).

  • Trastornos en la ovulación: son frecuentes los ciclos irregulares, con tendencia a ser ciclos largos (más de 35-40 días), los cuales pueden ser ovulatorios o no.

  • Ovarios de apariencia poliquística en la ecografía.

Los ovarios poliquísticos (OP) en la ecografía pueden ser una variante más de la normalidad y son muy frecuentes en mujeres adolescentes. NO deberían considerarse una alteración ni medicalizar de entrada.

Como veis son dos situaciones completamente DIFERENTES, aunque “suenan parecido”.

“Tengo SOP y sólo me ofrecieron los anticonceptivos como solución”

Los anticonceptivos pueden ser una opción válida para muchos casos, pero no es la única, ni mucho menos.

Cuando una mujer nos consulta por ciclos irregulares, acné y % de grasa elevado y, además, vemos unos ovarios poliquísticos en la ecografía debemos explicarle que la píldora no será la única solución.

Cuando os dan la píldora anticonceptiva para regular el ciclo debéis saber que en realidad lo que estamos haciendo es suprimir la ovulación y por eso, el sangrado que se produce al tomar anticonceptivos no es una menstruación, si no un sangrado que recibe el nombre de sangrado por deprivación.

Para abordar el SOP debemos profundizar en su mecanismo de acción, y es que el 70% de las que tenéis SOP además presentáis una resistencia a la insulina (RI).

La insulina es la hormona producida por nuestro páncreas para metabolizar la glucosa. En el SOP los receptores a la insulina no acaban de funcionar bien y este exceso de insulina en sangre es la que estimula a los ovarios a producir andrógenos. En resumen: es la pescadilla que se muerde la cola.

Por tanto, si el problema de base es una RI ¿cómo deberíamos manejar el SOP?

Pues ahí está EL QUID DE LA CUESTIÓN.

El abordaje del SOP es tremendamente complejo (hay tantos tipos de SOP como mujeres) pero pasa necesariamente por abordarlo de forma integral mediante buenos hábitos de vida y suplementación (o incluso medicación) en algunos de los casos.

ALIMENTACIÓN

Es fundamental que la alimentación se adapte a ti y no al revés. La dieta debería ser rica en fibra y evitar los picos de glucosa. Esto se consigue con una alimentación rica en vegetales, suficiente proteína, carbohidratos complejos y grasas de calidad. Para evitar picos de glucosa reduciremos al mínimo el consumo de azúcares y harinas refinados presentes en bollería, comida rápida, ultra procesados, etc.

La dieta debe estar adaptada a tus necesidades y objetivos, es la forma en la que podrás seguirla a lo largo del tiempo. Una dieta demasiado restrictiva puede aumentar los niveles de estrés y eso, si empeora el mecanismo de SOP de base. Ponte en manos de una nutricionista experta en el manejo del SOP.

EJERCICIO

Es una de las herramientas más efectivas para mantener a raya los niveles de glucosa. En concreto, el ejercicio de fuerza que te ayuda a ganar masa muscular puede ser tu gran aliado. El músculo funciona como órgano que mejora la resistencia a la insulina. Pruébalo, no te arrepentirás. No os podéis imaginar la cantidad de chicas jóvenes que recibo en consulta que prefieren dejar la pastilla anticonceptiva y optan por cambios de hábitos. “El camino de las valientes”, como yo lo llamo, es un camino lento que requiere esfuerzo, constancia, disciplina y motivación, pero os aseguro que los resultados son espectaculares, especialmente en los tipos de SOP con una RI muy marcada.

DESCANSO Y MANEJO DEL ESTRÉS

En esta sociedad tan “productiva” es a veces el punto más difícil de llevar a cabo. El estrés empeora los mecanismos que llevan a nuestro cuerpo a producir andrógenos, por tanto, es buena idea que desarrollemos herramientas para gestionarlo.

SUPLEMENTACIÓN

Siempre prescrita por un experto y de forma individualizada. En determinados tipos de SOP con resistencia a la insulina han demostrado utilidad el inositol, la vitamina D, la berberina, Omega 3, Vitex….

“Me han dicho que no me quedaré embarazada”

Esto no es cierto:

En el primer caso del que os hablé, el ovario poliquístico (OP) en la ecografía como variante de la normalidad, NO conlleva ningún problema de fertilidad.

En el SOP, como ya os he explicado, lo más importante es llegar a un buen diagnóstico si queremos trabajar realmente sobre su origen.

Y me preguntaréis: “¿Trabajar el qué, Mer?”

Pues trabajar el acontecimiento sin el cual es imposible un embarazo: LA OVULACIÓN.

En SOP, los ciclos pueden intercalarse entre ciclos ovulatorios y anovulatorios, de ahí la importancia de confirmar la ovulación aunque nuestro ciclo menstrual sea largo (>35 días).

Si existe Resistencia a la Insulina (RI): serán útiles todos mis consejos previos acerca de la alimentación, el ejercicio físico y el buen descanso.

Pero ¡ojo!, porque el SOP no es un asunto de “kilos”, las mujeres delgadas también pueden presentar alteraciones en la ovulación sin que exista resistencia a la insulina. Os hablo sobre él a colación del siguiente mito.

”Todas las mujeres con SOP tienen un porcentaje de grasa elevado

Hemos dicho que el 70-80% de mujeres con SOP tienen Resistencia a la Insulina y una tendencia a acumular grasa, pero ¿y el otro 20-30%? Suelen ser mujeres que responden a un perfil muy autoexigente, perfeccionista y que se preocupan por todo con mucha intensidad. ¡Hay que advertir que, en su caso, practicar dietas restrictivas, ayunos prolongados o entrenar de manera compulsiva puede ser contraproducente porque se elevan los niveles de estrés!

Por eso es importante en estas mujeres un abordaje psicoterapéutico que les ayude a flexibilizar en su día a día. A veces estas pacientes responden tremendamente bien a prácticas que les ayuden a reducir los niveles de estrés como la acupuntura, a la meditación, al yoga….

En fin: menudo temazo el de esta semana. Tremendamente frecuente, pero sigue siendo el gran desconocido.

- ¿Sabías todo esto que te he comentado?

- ¿Tienes SOP? ¿Cómo lo estás trabajando?

- ¿Te apetece que profundice más sobre algún tema concreto?

La doctora Marimer Pérez, ginecóloga y obstetra, lleva 22 años dedicando su vida a su profesión, que es su pasión. En los últimos años se ha volcado en una concienzuda labor de divulgación en redes sociales, siempre desde la empatía y un lenguaje fresco y atractivo que le han llevado a generar una gran comunidad de mujeres. Es fundadora de WoMer, un Centro Integral de Salud y Cuidado de la Mujer en Barcelona, donde ha logrado reunir a un equipo multidisciplinar de profesionales que atienden a pacientes de todas las edades en sus distintas etapas vitales.