Al menos 35 muertos en un ataque armado contra una guardería en el norte de Tailandia

Un grupo de personas, ante la guardería tailandesa donde se ha perpetrado la masacre. (Photo: Sakdipat Boonsom via VIA REUTERS)
Un grupo de personas, ante la guardería tailandesa donde se ha perpetrado la masacre. (Photo: Sakdipat Boonsom via VIA REUTERS)

Un grupo de personas, ante la guardería tailandesa donde se ha perpetrado la masacre. (Photo: Sakdipat Boonsom via VIA REUTERS)

Al menos 35 personas han sido asesinadas este jueves en un ataque armado perpetrado por un antiguo oficial de la Policía tailandesa, Panya Khanrab, contra una guardería en la localidad de Na Klang, situada en la provincia de Nong Bua Lamphu (norte), según han confirmado las autoridades.

Las autoridades han indicado que el atacante, quien ocupó el cargo de teniente general de la Policía, ha irrumpido con un arma de fuego y armas blancas en el centro, donde ha matado a más de 30 personas, entre ellos 24 niños. Las autoridades han confirmado que el presunto agresor se ha suicidado. También han anunciado que entre los fallecidos se encuentran su esposa y su hijo.

El presunto asaltante disparó con un rifle automático a los presentes en una escuela infantil localizada en la provincia de Nongbua Lamphu, que generalmente acoge a niños de entre 2 y 5 años, antes de darse a la fuga en una furgoneta.

Según el diario Thairath, el hombre habría logrado darse a la fuga y se habría desplazado hasta su vivienda, para acabar con la vida de su mujer y sus tres hijos antes de suicidarse. El hombre había sido expulsado del Cuerpo de Policía tras verse implicado en un caso de tráfico de drogas.

“La gente pensó que eran fuegos artificiales”

Había 22 niños entre las víctimas del presunto pistolero, que según la policía había sido dado de baja del servicio por motivos relacionados con las drogas. Unos 30 niños estaban en el centro cuando el pistolero llegó a la hora del almuerzo, ha comunicado a Reuters el funcionario del distrito Jidapa Boonsom.

El hombre disparó primero a cuatro o cinco miembros del personal, incluida una maestra que estaba embarazada de ocho meses, ha detallado Jidapa indicando que “al principio, la gente pensó que eran fuegos artificiales”.

Los vídeos publicados en las redes sociales mostraban sábanas que cubrían lo que parecían ser cuerpos de niños que yacían en charcos de sangre en el centro de la ciudad de Uthai Sawan, en la provincia nororiental de Nong Bua Lamphu.

El primer ministro anuncia una investigación urgente

El primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha, ha ordenado este jueves una investigación urgente sobre la matanza de 34 personas, incluidos 22 niños, en una guardería tras un tiroteo perpetrado supuestamente por un expolicía en el noreste del país.

Prayut ha expresado sus condolencias a las familias y ha instado al jefe de la Policía viajar a la localidad de Uthai Sawan, en el noreste de Tailandia, donde tuvo lugar la tragedia, para acelerar las investigaciones, según un comunicado difundido en Twitter.

El primer ministro ha realizado el anuncio horas después de que el exagente disparara con un rifle y atacara con un cuchillo a los niños y cuidadores de la guardería, donde se han producido escenas de duelo y dolor por parte de familiares y amigos de las víctimas.

Un enorme número de armas ilegales en el país

La tasa de posesión de armas en Tailandia es alta en comparación con otros países de la región, pero las cifras oficiales no incluyen el enorme número de armas ilegales, apunta Reuters. Muchas de las cuales han sido introducidas a través de las porosas fronteras durante años desde países vecinos en conflicto.

Aunque los tiroteos masivos son poco frecuentes en el país, en 2020 un soldado enfadado por un acuerdo inmobiliario fallido mató al menos a 29 personas e hirió a 57 en un ataque que abarcó cuatro localidades.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR