Los 30 crímenes más escalofriantes de España y lo que todavía queda por resolver

attempted assassin
Los 30 crímenes más escalofriantes de EspañaHulton Archive - Getty Images

El filósofo Voltaire dijo que “La historia de los grandes acontecimientos del mundo apenas es más que la historia de sus crímenes”, así lo recuerda Juan Rada, director durante años del periódico especializado en sucesos El Caso, y que escribe el prólogo de ‘En la escena del crimen’, un libro que acaba de ser editado por Larousse Editorial y en el que se repasan, de la mano del periodista especializado en divulgación histórica Alberto de Frutos y del historiador Eladio Romero, más de 200 años de crímenes ocurridos en nuestro país.

Por sus páginas desfilan desde Manuel Blanco Romasanta, el famoso “hombre lobo” de Allariz, que cometió trece asesinatos a principios del siglo XIX, pasando por los Sacamantecas, figuras no tan folclóricas y que surgieron a partir de la creencia de la que tuberculosis se podía curar bebiendo sangre de niños recién nacidos, o Manuel Delgado Villegas, el Arropiero, considerado el asesino en serie más terrible de la historia de España que reconoció haber matado a más de 50 personas.

En el libro, De Frutos y Romero también repasan e investigan varios casos de los que nunca se averiguó su autoría o existen grandes dudas al respecto. Entre los primeros, el asesinato de las hermanas estanqueras en Sevilla, por el que ajustició en el garrote vil a tres hombres que posteriormente se comprobó que eran inocentes, o la misteriosa aparición de dos hermanos muertos en la playa de Mazarrón junto a tres copas de brandy, que nunca se llegó a descifrar.

Entre los casos con culpables dudosos, se dedica un amplio espacio al asesinato de los marqueses de Urquijo, marcado por una investigación muy mal hecha y que se saldó con la culpabilización de un solo hombre, Rafael Escobedo, que, además, fue encontrado “suicidado” en la celda de la prisión de Cantabria en la que fue encarcelado.

En un momento en el que el True Crime está tan de moda, ‘En la escena del crimen’ intenta ir un poco más allá, construyendo una especie de historia contemporánea oculta y alternativa de nuestro país rememorando no sólo los asesinatos terribles que conmocionaron a nuestros antepasados, aportando fotos y documentos de la época, sino analizando también el impacto que tuvieron en la sociedad de su tiempo, las leyes o la cultura popular.

También es una historia del desarrollo de los medios de comunicación en España, de cómo a mediados del siglo XIX comenzó a difundirse de forma masiva información de crónica negra: asesinatos, secuestros, asaltos… Que hicieron las delicias de una sociedad que buscaba evadirse a través de estas historias de una existencia bastante más gris y aburrida que lo que leían en publicaciones como El Caso o Los Sucesos. Semanario ilustrado. Los archivos de estos medios han sido una de las fuentes principales para la redacción de este libro.