Los 20 años de 'Cúentame' o cómo la avaricia rompe el saco

Por Mike Medianoche. - Este 2021 ha sido un año bastante extraño en temas de audiencias televisivas. Y es que se ha producido un importante descenso generalizado en todos los programas y series de televisión emitidos en abierto. Eso ha propiciado que programas que tenían muchas cartas para arrasar en audiencias, como La última tentación, la segunda temporada de Mask Singer o Secret Story: la casa de los secretos firmasen datos bastante discretos. Y no solo eso: también ha resultado herida, no sabemos hasta qué punto de muerte, una de las series más longevas de nuestra televisión, Cuéntame cómo pasó, que este septiembre cumplía 20 años. Aunque es indudable el valor de Cuéntame en la historia de nuestra televisión, lo cierto es que la avaricia está rompiendo el saco, y las ganas de cerrar para siempre la casa de los Alcántara está traduciéndose en una bajada cada vez más pronunciada de espectadores.

Todo comenzó un 13 de septiembre de 2001, cuando La 1 de TVE estrenaba Cuéntame (entonces a secas), una serie de corte nostálgico, en la que un adulto Carlos Alcántara contaba a los espectadores cómo fue su infancia en el ficticio barrio de San Genaro. Al frente de la misma estaban Imanol Arias y Ana Duato como cabezas de una familia de, en principio, tres hijos y la abuela, a la que interpretaba María Galiana, que acababa de rozar la gloria gracias a la película Solas.

Retrato del actor Imanol Arias y la actriz Ana Duato, en la famosa serie de televisión española 'Cuéntame'. (Foto de Jose R. Aguirre / Portada / Getty Images)
Retrato del actor Imanol Arias y la actriz Ana Duato, en la famosa serie de televisión española 'Cuéntame'. (Foto de Jose R. Aguirre / Portada / Getty Images)

Nunca supimos cuántas temporadas tenía prevista la serie, ni cuál sería su final. Nos habían cogido de la mano como espectadores, y no sabíamos cuándo llegaría el momento de soltarse. Los años pasaban y en Cuéntame cómo pasó vimos personajes que iban y volvían, como el hijo Toni (Pablo Rivero) , y otros que llegaban para quedarse.

Para darle un poco de chicha fue jugando con su trama (la separación de Mercedes y Antonio) y también daba de vez en cuando saltos temporales… que generaban pequeños agujeros de guion. Como el de la edad de Herminia, la abuela, que comenzó con 69, pero en los episodios ambientados en los 90 tendría más de 90 y está como una rosa.

Ha llegado un momento en el que Cuéntame se ha convertido en un par de zapatos cómodos, tanto para la audiencia como para los propios actores. Precisamente María Galiana confesaba hace no mucho a Gonzo que está cansada de la serie, y que sigue allí porque supone un importante sustento para su familia al que no piensa renunciar. Incluso reflexionó de cómo Herminia la ha convertido, a su pesar, en la abuela de España, cuando ella soñaba con interpretar otros personajes más apasionantes como la madre de Hamlet.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

En estas dos décadas hasta Televisión Española se cansó de Cuéntame. Hace cinco años la productora Ganga estuvo en negociaciones para llevarse la serie hasta Antena 3, y la cadena puso 24,5 millones de euros sobre la mesa para hacer dos temporadas con 38 capítulos. Hay que apuntar que en aquel momento Hacienda investigaba a la productora y a Ana Duato e Imanol Arias, y existía la posibilidad de que se rescindiese el contrato, si bien finalmente retuvo la producción.

Hay que destacar que Cuéntame cómo pasó es un auténtico caramelo empresarial. La serie se ha vendido a más de 15 países, se ve en plataformas de pago, genera mucho dinero y por eso hay quien se resiste a ponerle un punto y final. Y para provocar un golpe de efecto en la audiencia, los capítulos de este 2021 dieron un salto temporal y nos enseñó cómo los Alcántara habían envejecido y cómo Antonio había sufrido la dichosa pandemia del coronavirus. Sin embargo, ese experimento no terminó de gustar a la audiencia, y por ello Cuéntame logró sus datos históricos más bajos.

Según los datos de Kantar, la serie firmó un 9,9% de share y 1.667.600 espectadores. La primera vez en 20 años que no llegaba a los dos dígitos, y que cerraba una temporada por debajo de los dos millones de media, que superaban escasamente los dos millones si se le sumaba los espectadores en diferido, es decir, que veían el capítulo en los siete días venideros.

Enresumen, resulta evidente que Cuéntame necesita encontrar su propio norte, y quizá es hora de pensar en escribir su punto y final. Porque la avaricia rompe el saco, hacer temporadas por hacerlas no tiene mucho sentido, y es mejor despedirse y que el público te eche de menos a que sea la audiencia quien te mande al destierro para siempre.

Más historias que podrían interesarte: