18 pasos para recuperar la alegría (por la 'coach' más famosa de la tele)

Dí adiós a la tristea con los consejos de la coach televisiva Cristina Soria

No tengas miedo a transformar algo de tu vida, es necesario si quieres volver a disfrutar, soñar y sonreír. No podrás despedirte de tu tristeza si no eres capaz de realizar algunos cambios importantes. (Foto: Getty)
No tengas miedo a transformar algo de tu vida, es necesario si quieres volver a disfrutar, soñar y sonreír. No podrás despedirte de tu tristeza si no eres capaz de realizar algunos cambios importantes. (Foto: Getty)

¿Te sientes cansada, sin energía, abatida? ¿Han dejado de interesarte las cosas que más te gustaban? ¿Estás desmotivado, te falta entusiasmo? ¿Lo ves todo negro?

Si tus respuestas son afirmativas, seguramente es que en tu vida ha entrado la tristeza, un sentimiento traicionero que suele aparecer sin avisar, sin una razón evidente, o sí.

Nos sentimos tristes cuando perdemos a alguien o algo, cuando nos abandonan, cuando debemos despedirnos de lo que queremos, cuando las cosas no nos salen como queremos, cuando alguien en quien confiamos nos defrauda, etc. Pero a veces ignoramos por qué hemos perdido la alegría y tampoco sabemos cómo escapar de la tristeza.

Y es que la vida no es una línea recta, siempre hay momentos de tristeza. Permítetela, escúchala. No podemos huir de ella ni darle la espalda. Lo importante es aprender a reconocerla, a gestionarla, y ponernos en marcha para seguir avanzando. Así que, si te parece, saca tu pañuelo y comienza a decir ¡adiós, tristeza!

A ser feliz también se aprende. Lo primero: ¡cambia la cara! (Foto: Getty)
A ser feliz también se aprende. Lo primero: ¡cambia la cara! (Foto: Getty)

La coach de Sálvame Deluxe Cristina Soria, autora de los superventas ‘Yo puedo ayudarte’ y ‘Sí, tú puedes’, te propone seguir una ruta de 18 pasos para desenmascarar la tristeza y darle el lugar que le corresponde, sin miedo, de frente. Solo así podrás superarla y decirle adiós. Recupera tu vida, tus valores, tus relaciones, la alegría de vivir, y haz que tus pensamientos y tus emociones te lleven a ser feliz.

Paso 1: Busca el origen y verbalízalo

En muchas ocasiones sabemos detectar sin demasiados problemas cuál es el origen de nuestra tristeza y somos capaces de explicar con claridad cómo nos sentimos. La causa de la tristeza que nos invade ha podido ser una ruptura sentimental, el fallecimiento de un ser querido, un despido laboral, una enfermedad, o, incluso, darnos cuenta de que no hacemos lo que realmente nos hace sentir bien.
Es importante detectar el origen de nuestra apatía.

Paso 2: Observa tus emociones

Observar tus emociones te ayuda a conocerte mejor y a gestionar de manera adecuada el momento en el que te encuentras. Las emociones nos mueven, nos sacan de nuestro estado habitual. Pero los seres humanos somos razón y emoción, y se trata de encontrar el equilibro entre ambas. Gestionar adecuadamente las emociones y darles el valor que les corresponde nos permitirá ser inteligentes emocionalmente.

Analizar el origen de tu tristeza y llevar un diario en el que anotar las sensaciones puede ayudarte a clarificar las cosas. (Foto: Getty)
Analizar el origen de tu tristeza y llevar un diario en el que anotar las sensaciones puede ayudarte a clarificar las cosas. (Foto: Getty)

Paso 3: Examina tus relaciones

En cada uno de los sistemas de los que formas parte ocupas un lugar determinado que no siempre es el mismo. De todos los sistemas obtienes algún beneficio, al mismo tiempo que das a los demás.
Analiza con especial atención tu relación con tus padres y hermanos, es decir, con tu
familia de origen. Observa qué les aportas y qué recibes de ellos. ¿Cómo te hace
sentir tu relación con tu familia de origen?

Paso 4: Toma conciencia de tus pensamientos

Debes tomar conciencia de aquello que piensas, y lo más eficaz es que escribas los pensamientos que tienes a lo largo del día, sea cual sea la situación que los haya provocado.

Paso 5: Matiza tus palabras y la posición de tu cuerpo

Con tus palabras expresas tus emociones, ya sean positivas o negativas, e incluso tu tono de voz al pronunciarlas será distinto: cantarín si estás feliz e ilusionado, y monocorde si te invade la tristeza.

Paso 6: Redecora tu vida

Sea cual sea nuestro estado anímico, todos tendemos a acumular cosas que ya no usamos o que incluso están rotas. Nos cuesta desprendernos de nuestras pertenencias, aunque estas ya no tengan más función que la de ocupar espacio. Recuerda que todos somos energía, nos rodeamos de energía y nos relacionamos con energía. Y que no solo tienen energía los seres vivos, sino también los objetos de nuestro alrededor.

Paso 7: Organiza tu descanso

El descanso y la tristeza actúan como un bumerán. Si te sientes triste, lo más seguro es que no puedas descansar, ya sea porque estás demasiado inactivo y cuando llega la noche no tienes sueño, ya sea porque no paras de darle vueltas a la cabeza y la inquietud te domina. Asimismo, la falta de descanso afectará directamente a tu estado de ánimo.

La felicidad es subjetiva y su definición depende de cada uno de<br>nosotros y del momento en el que nos encontremos. (Foto: Getty)
La felicidad es subjetiva y su definición depende de cada uno de
nosotros y del momento en el que nos encontremos. (Foto: Getty)

Paso 8: Come bien

Numerosos estudios científicos y médicos han llegado a la conclusión de que los alimentos influyen en nuestro estado de ánimo, ya sea para mejorarlo o para empeorarlo, pues son capaces de modificar las sustancias químicas del cerebro encargadas de las emociones. Por eso, llevar una dieta equilibrada e incluir en ella alimentos que producen bienestar emocional es una manera muy efectiva de mantener el optimismo y la energía incluso en momentos difíciles.

Paso 9: Haz ejercicio y recobra la energía y el buen humor

La actividad física aporta beneficios en el estado de ánimo y mejora el auto concepto. Las personas que siguen un programa de actividad física de manera periódica mejoran su capacidad para pensar con optimismo y enfrentarse a los problemas del día a día, al tiempo que potencian su salud social y su manera de relacionarse.

Paso 10: Cambia tu apariencia y rodeate de colores que te animen

Adquiere nuevos hábitos que te ayuden a verte y a sentirte mejor. Si al mirarte en el espejo ves a una persona que se mima y se gusta, seguro que tu estado de ánimo mejorará.

Paso 11: Reencuéntrate con los aromas

El olfato es el único sentido que viaja directamente a nuestro cerebro, en concreto a nuestro sistema límbico, que es donde se encuentran alojadas nuestras emociones. Por eso la conexión entre lo que percibimos (un aroma) y el cerebro es inmediata y sin filtros.

Paso 12: Practica el perdón y la gratitud

Perdonar es uno lo de los ejercicios más liberadores que existen, pues te permite alcanzar el equilibrio y la paz interior. Debes perdonar a quien —o a quienes— te haya hecho sentir mal. No puedes cambiar el pasado, pero si no perdonas, el pasado estará presente todos los días de tu vida. Recuerda siempre que perdonar es un acto de valentía y sabiduría.

Si quieres que tu corazón esté contento mantente activo, come, sal a la calle, duerme y cuida tus relaciones rodeándote de personas sanas y positivas. (Foto: Getty)
Si quieres que tu corazón esté contento mantente activo, come, sal a la calle, duerme y cuida tus relaciones rodeándote de personas sanas y positivas. (Foto: Getty)

Paso 13: Colabora en actos solidarios

De la misma manera que hemos hablado del perdón y de la gratitud como pasos necesarios para sentirnos felices, pero no nos podemos olvidar de otro acto fundamental: compartir. Son muchas las personas que han decidido dedicar sus vidas a los más necesitados, compartir sus pertenencias con hombres y mujeres que se han visto rechazados por la sociedad y que, en ese acto de generosidad, han encontrado la felicidad que buscaban.

Paso 14: Pon un poco de humor en tu vida

El sentido del humor nos ayuda a mantener la distancia de todos esos elementos que dañan nuestra felicidad. El sentido del humor se forja desde la infancia, pero debes saber que también se puede entrenar. Por tanto, si has sufrido algún revés importante y te parece que has perdido tu sentido del humor, te recomiendo que pongas poco de empeño y podrás volver a adquirirlo.

Paso 15: Ilusiónate y camina hacia tu sueño

Te recomiendo que te detengas un momento para descubrir y analizar el trabajo que llevas realizado, ya que tú eres el único protagonista y debes valorarte, quererte y premiarte.

Paso 16: Observa tus posibilidades

Cuando en coaching hablamos de objetivos o metas, siempre decimos que estos, ya sean personales o profesionales, deben ser reales, alcanzables y medibles en el tiempo.

Paso 17: Acepta los momentos de tristeza

Todas esas situaciones, emociones y sentimientos con los que tanto has aprendido forman parte del pasado y constituyen una etapa más de tu vida. Dice un proverbio chino que «no puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza. Pero sí que anide en ella». En efecto, la tristeza no se puede negar ni evitar, forma parte de la aventura de vivir. Pero sí depende de ti aprender a afrontarla, sacar partido de ella y adquirir nuevas habilidades.

Paso 18: Refuerza lo aprendido y tu positividad

Llegados a este momento, es importante que seas capaz de reconocer todo lo que has aprendido, ya no solo de tu entorno y de las personas que te rodean, sino de ti mismo.

Siguiendo estos pasos trabajarás tanto tu exterior como tu interior, porque, como irás comprobando, la alimentación, el descanso, el aspecto y los pensamientos influyen directamente en tu estado de ánimo. Por eso debes aprender a escucharte, a observarte y, en definitiva, a conocerte mejor. Según la coach, debes dedicar todo el tiempo que necesites a cada uno de estos pasos, ya que el objetivo es que se afiancen en tu interior. Así que, como mínimo, dedica una semana a cada uno de ellos: solo así se convertirá en hábito y verdaderamente surtirá efecto.

Podrás encontrar más información y consejos en Adiós, tristeza. 18 pasos para recuperar la alegría (Espasa), el nuevo libro de esta experta en comunicación no verbal que te ayudará a salir de ese túnel negro que es la tristeza y a evitar que la apatía y la falta de motivación invadan tu vida y te impidan tener ilusiones, seguir adelante, alcanzar objetivos y, en definitiva, ser feliz.

También te puede interesar:

¿Compruebas tu móvil 35 o más veces al día? (Pues sufres hipervigilancia, inquietud y temor al aislamiento)

Las 10 normas de higiene del sueño para niños (hasta 12 años) y adultos