15 snacks de media mañana ricos y saludables para incluir en tu dieta

·5 min de lectura
Photo credit: alvarez - Getty Images
Photo credit: alvarez - Getty Images

Cuando llevas unas cuantas horas trabajando o haciendo recados y el reloj marca las 12:00, de repente sientes un agujero en el estómago que te nubla los buenos propósitos y te hace asaltar el frigorífico o la máquina de vending en busca de un tentempié cargado de calorías vacías. ¿Cómo puedes evitar caer en la tentación? La planificación y organización son tu mejor arma. Dedica un rato del fin de semana a comprar productos frescos en el mercado y cocinar unos cuantos aperitivos sanos que te alegrarán las mañanas y evitarán que pases hambre. Aquí te proponemos 15 opciones saludables para conseguir este propósito:

Manzana con requesón

La manzana con requesón es un snack saludable y con múltiples propiedades nutritivas debido a que el requesón contiene altos niveles de proteína, calcio, vitamina A, ácido fólico, y vitaminas B3 y B12. Tan solo debes cortar la manzana en láminas y acompañarlo de un poco de requesón desnatado. Además, es una opción perfecta para tomar fuera de casa ya que puedes prepararlo en un tupper.

Tomates cherry

Ricos en vitamina C y licopeno, los tomates cherry son una opción dulce y saludable con los que aportarás a tu organismo antioxidantes.

Pera con semillas y coco

Si buscas un tentempié fácil y rápido de preparar, la pera con semillas y coco es la opción perfecta. La pera destaca por ser rica en vitaminas y minerales y por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Por otro lado, las semillas contienen grasas saludables, fibra, antioxidantes y minerales, propiedades que ayudan a combatir la inflamación y a mejorar los niveles de colesterol. Para preparar este snack, tan solo debes cortar una pera en dados y espolvorearla con coco rallado y las semillas que más te gusten.

Chips de manzana

Para preparar este snack tan solo necesitarás dos ingredientes: una manzana y un poco de canela. Coloca sobre papel vegetal una manzana laminada y espolvoréala con canela. Después, hornea la manzana durante tres horas a 110ºC, dándole la vuelta transcurrida hora y media. Cabe destacar que la manzana contiene elevados niveles de fibra, tiene poder antioxidante, reduce la fatiga y mejora el sistema inmune, por lo que se trata de una opción perfecta para el día a día.

Fresas con limón

Las fresas con limón son un snack saludable, nutritivo y fácil de preparar. Deberás dejar macerando durante la noche un tarro con fresas rociadas con jugo de limón. Recuerda que las fresas deben estar limpias y cortadas por la mitad.

Hummus

Solo necesitas un bote de garbanzos cocidos, aceite, sal, zumo de limón y tahini. Se hace en un minuto y es una manera deliciosa de comer legumbres. Para acompañar, palitos de zanahoria, de pimiento rojo o pan integral. Y para no aburrirte puedes ir cambiando los garbanzos por judías blancas o remolacha cocida y darle un toque original.

Galletas de avena y plátano

Con solo dos ingredientes se pueden hacer unas galletas perfectas para tomar a media mañana o llevar como snack take away. Solo hay que coger 100 gramos de copos de avena y dos plátanos maduros y mezclarlo en un bol aplastándolo con un tenedor. También le puedes añadir alguna fruta desecada o fruto seco, como pasas o nueces. Después lo horneas 15-20 minutos a 180º y las dejas enfriar.

Chips vegetales

Si las patatas fritas son tu perdición, los chips vegetales son la alternativa perfecta. Elige tus hortalizas favoritas (zanahorias, calabacín, remolacha...), córtalas en finas láminas, extiéndelas sobre la bandeja del horno y pincélalas con aceite de oliva y hierbas aromáticas. Hornéalas unos 20 minutos a temperatura media y déjalas enfriar para que estén crujientes.

Granada

De septiembre a noviembre es la mejor época para comer granadas y son una excelente opción por sus propiedades saludables: es rica en vitamina C y ácido fólico y también contiene polifenoles que le confieren sus propiedades antioxidantes.

Crema de cacahuete

Cuando la compras en el supermercado, realmente estás tomando una crema que también lleva azúcar, sal y aceite de palma. No hay nada más fácil que hacerlo en casa, porque solo tienes que triturar los cacahuetes. La puedes acompañar con rodajas de manzana, una combinación dulce-salada que crea adicción.

Chocolate negro

Sí, aceptamos chocolate como snack saludable, siempre que elijas el adecuado. Opta por el negro con un alto porcentaje de cacao, porque es en el cacao donde están sus beneficios: las flavinas reducen la presión arterial y aumentan las endorfinas, mejorando el estado de ánimo. Eso sí, cuidado con la cantidad. Un par de onzas es suficiente.

Kombucha

Esta bebida probiótica a base de té fermentado está de moda y se ha ganado su buena fama porque es una fuente de antioxidantes que mejora el sistema inmunológico y la digestión. Hay muchos sabores a elegir (frutos rojos, zanahoria, manzana...) y sus finas burbujas la convierten en el mejor sustituto de las bebidas carbonatadas.

Bizcocho de espelta y manzana

Si de vez en cuando te apetece dulce, la mejor opción es que prepares un bizcocho casero, así te aseguras que usas ingredientes saludables y reduces la cantidad de azúcar. Opta siempre por harinas integrales (que sacian más y no elevan tanto los niveles de azúcar en sangre) y aprovecha para dar sabor incluyendo alguna fruta en la receta como manzanas o mandarinas.

Pudding de chía

Las semillas de chía se consideran un superalimento: son ricas en antioxidantes, calcio, fósforo, fibra, ácidos grasos omega... y con leche vegetal y fruta, el perfecto tentempié. Para tomarlas en pudding hay que mezclar 3 cucharadas de semillas de chía crudas con 200 ml de leche vegetal (avena, arroz, almendras...) y meterlo unas horas en la nevera para que se convierta en una gelatina. Después añades como topping frambuesas, arándanos, plátano... y tienes un snack saludable o un postre perfecto para cuando tienes invitados.

Gofres vegetales

Los gofres también tienen su versión saludable: se hacen con copos de avena, leche vegetal, huevo y espinacas. Solo hay que batir los ingredientes y hornear en un molde específico para gofres. Solos están muy ricos, y también se pueden tomar con queso de cabra, tapenade de aceitunas negras...