15 preguntas profundas que te permitirán conocer más a tus amigos

·6 min de lectura
Photo credit: Morsa Images - Getty Images
Photo credit: Morsa Images - Getty Images

Preguntas como “¿Preferirías ser una zanahoria o un pepinillo?”, pueden resultar divertidas a la hora de estar con tus amigos, pueden hacer que pases un buen rato y que den lugar a conversaciones interesantes, pero en la mayoría de los casos se quedarán en eso, un juego entretenido y superficial.

Pero si tienes bastante confianza con un amigo o amiga, o te apetece profundizar más en vuestra relación, quizá podéis invertir el tiempo que paséis juntos en responder a preguntas un poco más profundas que os hagan reflexionar y comprender mejor cómo sois y qué cosas son importantes para vosotros.

Las preguntas profundas son una excelente manera de construir relaciones más significativas, algo de lo que no andamos precisamente sobrados hoy en día. Esto tipo de preguntas también os pueden ayudar a reconstruir la relación en el caso de que haya habido algún tipo de distanciamiento o problema entre vosotros. Interesarse genuinamente por lo que piensa el otro es una forma de alimentar la amistad.

Si te gustaría tener una sesión de sinceridad con alguno de tus amigos pero no se te ocurre qué preguntarle, a continuación te daremos algunos ejemplos que pueden servirte.

1. ¿Qué es lo que más te gusta de nuestra amistad?

Este pregunta resulta perfecta para romper el hielo y abrir la puerta para comenzar una conversación más profunda. La respuesta reforzará vuestra amistad y os recordará la razón por la que sois amigos. Es también, por tanto, una buena forma de retomar vuestra amistad en el caso de que os hayáis distanciado últimamente. Os dará seguridad como amigos.

2. ¿Qué es lo que te da más miedo?

Todos tenemos cosas que nos asustan y conocer las de nuestros amigos, así como contarles las nuestras, es una manera de acercaros y quizá aprender algo de sus experiencias personales que puedas aplicar a tu propia vida.

3. ¿Cómo te llevas con tu familia?

Tienes que tener en cuenta que tus amigos tienen otras relaciones aparte de la que tenéis entre vosotros y que pueden afectar mucho a su comportamiento. Así que preguntarle a alguien sobre su familia es una manera perfecta de saber más de esa persona y lo que, como amigo, puede necesitar.

4. ¿Cuál es el mejor recuerdo de tu infancia?

La infancia suele ser la época de la vida más importante para una persona, el momento en el que forjó su personalidad. Así que, además de traerle a la mente memorias felices, esta pregunta puede revelarte datos clave de tu amigo que no suela contar a cualquiera.

Photo credit: Westend61 - Getty Images
Photo credit: Westend61 - Getty Images

5. ¿Qué tal soy como amigo y cómo podría ser mejor?

No está de más chequear con tu amigo el estado de vuestra amistad al igual que podrías hacerlo con una pareja. Mostrar interés por eso es un síntoma de que te importa realmente vuestra relación y puedes darle pie a hablar de las necesidades o quejas que podría tener respecto a vuestra amistad.

Probablemente, si él siente que algo no va bien entre vosotros, tú también lo estés sintiendo, lo que os permitirá abordarlo de cara y ponerle solución.

6. ¿Quién ha sido la persona de la que más has aprendido?

No tiene que ser necesariamente un profesor o profesora, sino también un familiar o un mentor de cualquier otro tipo. La mayoría de nosotros podemos responder a esta pregunta rápidamente, pero es un tema del que no solemos hablar. Sin embargo, saberlo nos da una visión íntima de cómo fue la etapa de formación de nuestro amigo y de qué tipo de persona aspira a ser.

7. Si hoy fuera tu último día en la Tierra, ¿con quién lo pasarías?

¡Cuidado porque podrías ofenderte con la respuesta a esta pregunta! Es posible que no te elija a ti, pero su respuesta te revelará cuáles son las relaciones más importantes de tu amigo o amiga. Averigua también por qué elegiría a esa persona.

8. Si el dinero no importara, ¿qué te gustaría ser?

Todos queremos “ser algo” cuando somos pequeños e incluso de adultos sentimos vocaciones a las que nos gustaría dedicar nuestra vida. Es posible que ya tengas una idea de la respuesta a esta pregunta pero vale la pena profundizar en ella. Quizá te ayude a darte cuenta de tu propia vocación.

9. ¿Cómo ves nuestra amistad en 10 años?

Hablar sobre vuestras visiones del futuro y comprobar que tu amigo quiere tenerte en su vida dentro de diez años, puede aportar mucha confianza y cercanía a vuestra amistad.

10. ¿Qué te gustaría que los demás apreciaran más de ti?

Entender esto puede darte una idea de las cualidades que más aprecian tus amigos de sí mismos y también de sus frustraciones respecto a cómo los ven los demás.

11. ¿Cómo te sientes?

No “¿cómo estás?”, sino cómo estás de verdad. Hasta las personas aparentemente más alegres pueden tener algo dentro que les atormenta. Esta pregunta le da a tu amigo la posibilidad de contártelo. Es una buena forma de demostrarle que te importa y que no quieres que vuestra amistad se quede en la superficie.

Photo credit: Claudia Burlotti - Getty Images
Photo credit: Claudia Burlotti - Getty Images

12. ¿Cómo prefieres que te ayude cuando estás alterado, enfermo o enfadado?

Cuando las cosas van mal, estamos llorando o muy contrariados por algo que nos ha pasado, es muy difícil decirle a los que nos rodean cuál es la mejor forma de tratarnos. Pero esos son precisamente los momentos en los que más los necesitamos. Hacer esta pregunta en un momento de tranquilidad puede ayudarnos a estar mejor preparados para dar a nuestro amigo la ayuda que necesita en los peores momentos.

13. ¿Alguna vez sientes que cruzo límites que no quieres que cruce?

Es necesario establecer los límites en cualquier tipo de relación ya sea esta de amor, laboral o de amistad. Así que plantear esta cuestión directamente es una buena forma de dejarlo todo hablado, estableciendo hasta dónde queremos llegar y en qué terrenos preferimos no entrar o que no entren.

14. ¿Prefieres que te dé una solución o solo quieres desahogarte?

Es posible que cuando un amigo tiene un problema y nos lo cuenta, no pretenda que le demos una solución, sino que solo quiera sacarlo para así quedarse más tranquilo. No pretende que lo resolvamos nosotros en ese momento. De hecho, es posible que nuestros intentos lleguen a molestarle todavía más y empeoren la situación. Hacer esta pregunta directamente es un signo de buena amistad.

15. Si pudieras levantarte mañana con solo una cosa diferente en tu vida, ¿cuál sería?

Todos sabemos qué cosas nos gustaría cambiar en nuestra vida. Hacer esta pregunta a tus amigos te dará una idea de los aspectos de su vida que les gustaría mejorar y quizá puede que se te ocurran formas de ayudarles a conseguirlo. Te da la oportunidad de ser un buen amigo.