10 pasos para enseñar a los niños a comer sano este verano

Combate la obesidad infantil durante las vacaciones escolares

Muchas veces, los niños tienen fobia a los alimentos que no conocen, por lo que es mejor que poco a poco vayan incorporando a su dieta nuevos platos y sabores. (Foto: Getty)
Muchas veces, los niños tienen fobia a los alimentos que no conocen, por lo que es mejor que poco a poco vayan incorporando a su dieta nuevos platos y sabores. (Foto: Getty)

La Organización de Cooperación y Desarrollo económico (OCDE) ha puesto en el punto de mira en la alimentación infantil en nuestro país. Los datos de obesidad y sobrepeso nos sitúan por encima de la media europea, con un aumento preocupante a lo largo de los últimos años de reciente crisis económica.

Debido a la escasez de recursos, las familias han tenido que sustituir alimentos caros y más sanos, como el pescado, la fruta y la verdura, por otros más grasos, pero más saciantes.

En otros casos, la mala nutrición se debe a una escasa cultura alimenticia, a hábitos perjudiciales y, en muchas ocasiones a la falta de paciencia para inculcar en nuestros hijos unas costumbres saludables en la mesa.

El experto en nutrición y autor del libro “Tú eres tu medicina Ata Pouramini ha elaborado un decálogo con el que pretende ayudarles durante el periodo estival. No hay que olvidar que lo aprendido durante los primeros años será la base de la edad adulta y una deficiente alimentación puede suponer a la larga una merma en la calidad y la esperanza de vida.

Es habitual almacenar en casa refrescos, chuches y otro tipo de comidas que no son saludables si los niños las consumen habitualmente. Por eso, lo mejor es reducir al mínimo este tipo de tentaciones. (Foto: Getty)
Es habitual almacenar en casa refrescos, chuches y otro tipo de comidas que no son saludables si los niños las consumen habitualmente. Por eso, lo mejor es reducir al mínimo este tipo de tentaciones. (Foto: Getty)
  • No compres productos gaseosos ni bebidas artificiales de forma habitual, sólo excepcionalmente. Los zumos no deben substituir al agua.

  • Infórmales de que los azúcares añadidos son tan peligrosos como fumar, para que ellos lo comprendan Los productos ‘sin azúcares’ no son una solución, tienen aspartamo y otros edulcorantes.

  • Elige alimentos enteros y naturales. Lo mejor, fruta y verdura de temporada.

  • No mezcles una gran variedad de productos en cada comida. No sobrecargues a tu hijo dándole demasiadas opciones.

  • Evita la comida genéticamente manipulada, los aditivos, los conservantes y los ácidos grasos trans presentes en algunas margarinas, galletas, aperitivos fritos salados, patatas fritas industriales.

  • Evita aceites baratos y comida aceitosa. Puedes escurrir la comida con papel secante.

Intenta que hagan comidas ligeras, más frecuentes y menos abundantes, y que sean muy ricas en agua y líquidos. (Foto: Getty)
Intenta que hagan comidas ligeras, más frecuentes y menos abundantes, y que sean muy ricas en agua y líquidos. (Foto: Getty)
  • Fomenta el consumo de pescado, el de aceite de oliva y evita el de carnes procesadas.

  • Celebra cuando tu hijo haya comido bien, dile que será más fuerte.

  • Enseña a tu hijo a cocinar.

  • Si puedes comprar orgánico para ellos, hazlo.

Y recuerda, durante los meses de verano deben consumirse a diario frutas, verduras y hortalizas, cereales, productos lácteos, pan, aceite de oliva y agua, como bebida principal.

También te puede interesar:

¿Cuántas calorías necesitamos para estar sanos?

Con 5 no basta (te quedas muy corto), esta es la cantidad de frutas y verduras que debes tomar a diario

¿Cómo interpretar la información nutricional?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente