Los 10 looks de Romy Schneider que podríamos recuperar en 2022

·5 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

El último día del verano de 1938 nacía en Viena Rosemarie Magdalena Albach, hija de una actriz alemana y un actor austríaco, en plena segunda guerra mundial. Su infancia no fue fácil (su padre les abandonó y no congeniaba con el nuevo marido de su madre) y su vida parecía marcada hacia un único destino: la interpretación. Con 15 años, ya había debutado en el cine, y la fama mundial no tardó en llegar para ella dando vida a Isabel de Baviera, más conocida como la emperatriz Sissi.

Su belleza era innegable, sabía enamorar a la cámara, pero muchas veces ese encanto fue un verdadero arma de doble filo. "No soy nada en la vida, pero lo soy todo en la pantalla", llegó a decir la actriz, que terminó aborreciendo un papel que la encasillaba y centraba su talento en su cara de ángel y sus grandes ojos azules.

Trabajó con los grandes cineastas de la época, como Luchino Visconti, Claude Chabrol y Orson Welles, y ganó dos premios César, dejando atrás su papel de Sissi y convirtiéndose en una de las actrices más importantes del panorama europeo de los años 50 a los 70. Su vida personal fue casi como un guion de película: conoció a Alain Delon durante el rodaje de una película, se fue a vivir con él a París y durante cinco años fueron la pareja del momento.

Después vendrían las bodas con los padres de sus hijos, Harry Meyen y Daniel Biasini, y la tragedia: su primer marido se suicidó, su hijo murió en un accidente de tráfico y ella fue encontrada sin vida en su apartamento de París a los 43 años. Una ciudad que la había adoptado sin reparos y en la que ella había desplegado su particular estilo. Repasar la hemeroteca de los looks que llevaba en las décadas de los 50, 60 y 70 es bucear en las tendencias que prometen marcar el otoño-invierno 2022/23. De las blusas con lazada a las chaquetas de tweed, las joyas de perlas o los trench impermeables, recordamos sus 10 estilismos que podríamos recuperar esta temporada.

Trajes de 'tweed'

El tejido que Gabrielle Chanel situó en el olimpo de la moda sigue siendo una de las grandes apuestas de la temporada. En chaquetas cropped o en versión traje, siguen siendo la opción perfecta para un look working elegante y sin complicaciones. Schneider apostó en muchas ocasiones por la chaqueta de tweed, con la que mostraba su imagen más segura y confiada.

Photo credit: Sunset Boulevard - Getty Images
Photo credit: Sunset Boulevard - Getty Images

Joyas de perlas

La gema más clásica ha dejado atrás ese carácter para reinventarse y colarse en los joyeros de mujeres con estilos muy diferentes. Protagonistas de las elecciones de las royals pero también de celebrities como Bella Hadid o Rihanna, las perlas estaban entre las piedras favoritas de Romy Schneider, con piezas como su collar de tres vueltas, o el más sencillo de todos: pegado al cuello y de una sola vuelta.

Photo credit: Trevor Humphries - Getty Images
Photo credit: Trevor Humphries - Getty Images

Blusas con lazada

La blusa con lazada al cuello era uno de los trucos de estilo de Grace Kelly para elevar un sencillo look de blusa y falda en colores neutros, y también una de las apuestas del armario de Schneider.

Photo credit: Sunset Boulevard - Getty Images
Photo credit: Sunset Boulevard - Getty Images

Vaqueros blancos

Hace varias temporadas que los jeans blancos dejaron de ser una opción exclusiva para los días de buen tiempo o verano, reafirmando su papel en los looks de otoño-invierno. Sofisticados, versátiles y con mucha personalidad, cualquier estilismo con ellos es un acierto. En una visita a Madrid en 1965, Romy Schneider apostaba por el minimalismo con un total look en blanco que sigue siendo inspiración.

Photo credit: Gianni Ferrari - Getty Images
Photo credit: Gianni Ferrari - Getty Images

Trench impermeable

La prenda que reina cada otoño se reinventa, también, cada temporada. El trench en khaki o beis convive con opciones mucho más atrevidas, como los cuadros, el cuero o el tejido impermeable. Este último estaba en el armario de la actriz austriaca y perfectamente podríamos lucirlo hoy.

Photo credit: Silver Screen Collection - Getty Images
Photo credit: Silver Screen Collection - Getty Images

Vestidos de inspiración setentera

Entre las muchas tendencias que miran a aquella prodigiosa década, los vestidos retro de siluetas vaporosas y estampados geométricos o de flores han hecho aparición. Una estética relajada, de cierta inspiración boho-chic, con la que Romy participaba en un programa de la televisión alemana en la década de los 70.

Photo credit: United Archives - Getty Images
Photo credit: United Archives - Getty Images

Jersey de punto de canalé

El punto es la apuesta omnipresente de la temporada, ya sea en vestidos, jerséis, cárdigans e incluso pantalones. Entre todas las propuestas, los jerséis de punto de canalé recuperan el espacio perdido, y visten los looks de las que más saben de moda, en colores vitamina o en tonos neutros. Una prenda atemporal con la que Romy Schneider destacaba aún más su belleza natural.

Photo credit: INA - Getty Images
Photo credit: INA - Getty Images

Pañuelo en la cabeza

Audrey Hepburn y Jackie Kennedy son dos de las mujeres que hicieron del pañuelo en la cabeza una seña de identidad. El gesto de estilo que también adoraban Sophia Loren y Grace Kelly vuelve a las tendencias de esta temporada, y Romy Schneider también es la inspiración perfecta para sumarse a esta manera de llevar el pañuelo.

Photo credit: Archive Photos - Getty Images
Photo credit: Archive Photos - Getty Images

Vestidos de lunares

El print más deseado de las royals (de Lady Di a Kate Middleton pasando por la reina Letizia o Beatriz de York) era también protagonista del armario de Romy Schneider. La actriz apostaba a comienzos de los 80 por la opción más sofisticada: en satén, con un sugerente escote y lazada al cuello. Una clara demostración de que los lunares nunca pasan de moda.

Photo credit: PAT - Getty Images
Photo credit: PAT - Getty Images