10 consejos para dormir mejor en la ola de calor

·2 min de lectura
Photo credit: Flashpop
Photo credit: Flashpop

Ya van dos olas de calor en lo que va de verano. Las altas temperaturas provocan muchos problemas, entre ellos, la interferencia directa en la calidad del sueño, que se ve perjudicada y nuestro descanso, imposible de realizar.

En verano, cuando las horas de luz aumentan, se produce también un retraso en la producción de melatonina, que es la hormona necesaria para ayudar a conciliar el sueño. Si a eso se le suman las temperaturas elevadas, considerándose como noches tropicales cuando el termómetro no baja de los 25 grados, se cuece el caldo perfecto para que se cocine el estrés térmico nocturno. Los resultados: fatiga, irritabilidad, somnolencia, baja productividad, poca concentración...

Photo credit: Carol Yepes
Photo credit: Carol Yepes

Desde Frialtec, centro avanzado de investigación y desarrollo alimentario, destaca que un reciente estudio realizado en localidades del sur de España, coordinado por la Universidad de Santiago de Compostela y publicado en la revista científica Epidemiology, advierte de que el calor nocturno excesivo es un factor de riesgo para la salud y puede ser causa de mortalidad, pues impide que el cuerpo descanse con normalidad. Y no puede hacerlo por una razón: mientras que para que pueda lograr entrar en la fase REM necesita bajar el pulso, cuando hace calor, no puede bajarlo porque necesita trabajar para bajar su temperatura.

Entonces, ¿qué hacer para dormir mejor estos días? Allá va el decálogo de consejos de los expertos para favorecer un buen funcionamiento mental, emocional y físico de nuestro organismo... y dormir un poquito mejor con tanto calor.

Photo credit: Tim Bieber
Photo credit: Tim Bieber

Decálogo para dormir mejor cuando hace mucho calor

  1. Date una ducha de agua tibia antes de irte a la cama.

  2. Durante el día, baja las persianas de la habitación y cierra ventanas y cortinas para evitar que entre el sol y el calor a través de los cristales.

  3. Mete toallas mojadas en el congelador y antes de dormir, refresca con ellas ciertos puntos del cuerpo. Estos son la nuca, muñecas, parte trasera de rodillas, cuello y tobillos.

  4. Evita acostarte nada más cenar, dejando al menos 2 horas desde la última ingesta de comida hasta el momento de irse a dormir.

  5. Elige sábanas de algodón que ayuden a transpirar mejor.

  6. Si tienes aire acondicionado, ponlo media hora antes de acostarte.

  7. Cuando anochezca, abre las ventanas para que la habitación se ventile.

  8. Si tienes ventiladores, pon cubitos de hielo frente al aire para mantener el ambiente más fresco.

  9. Manténte bien hidratado durante todo el día pero evita tomar mucho agua antes de irte a dormir.

  10. Añade en tu dieta suplementos con ingredientes como el omega 3 DHA o melatonina, para contribuir a un mejor descanso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente