Más de 1.400 delfines asesinados en las Islas Feroe para cumplir con una tradición

·3 min de lectura
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una matanza. Un total de 1.428 delfines han sido asesinados durante el fin de semana en las Islas Feroe, entre Escocia e Irlanda. La hecatombe es parte de una tradición de cuatro siglos de caza de mamíferos marinos en aguas poco profundas, adonde son llevados y sacrificados para hacerse con su carne y grasa. Y este año, por el gran número de ejemplares, ha reavivado un debate en las islas.

La caza no es comercial y está autorizada, pero los ecologistas afirman que es cruel. Incluso a las personas en las Islas Feroe que defienden la práctica tradicional les preocupa que la caza de este año atraiga una atención no deseada, porque era mucho más grande que las anteriores y aparentemente se ha llevado a cabo sin la organización habitual.

Heri Petersen, el capataz de un grupo que conduce ballenas piloto hacia la costa en la isla de Eysturoy, en el centro de las Islas Feroe, dijo que no se le informó sobre el viaje con delfines y que se “disoció fuertemente” de él.

Le dijo al medio de noticias in.fo. que había demasiados delfines y muy poca gente en la playa para matarlos.

El capataz de un grupo que conduce ballenas dijo que no se le informó sobre el viaje con delfines

Los isleños suelen matar hasta 1.000 mamíferos marinos al año, según los datos de las Islas Feroe. El año pasado fueron 35 delfines.

Olavur Sjurdarberg, presidente de la Asociación de Caza de Ballenas Piloto de las Islas Feroe, temía que la matanza del domingo reviviera la discusión sobre las campañas de mamíferos y diera un visión negativa de la antigua tradición de las 18 islas ubicadas a medio camino entre Escocia e Islandia. Son semiindependientes y forman parte del reino danés.

“Debemos tener en cuenta que no estamos solos en la tierra. Al contrario, el mundo se ha vuelto mucho más pequeño hoy, con todos caminando con una cámara en el bolsillo ”, dijo Sjurdarberg a la emisora ​​local KVF. “Este es un regalo fabuloso para aquellos que quieren que (nos veamos mal) cuando se trata de la captura de ballenas piloto”.

El presidente de la Asociación de Caza de Ballenas Piloto, temía que la matanza del reviviera la discusión sobre las tradición

El ministro de Pesca de las Islas Feroe, Jacob Vestergaard, dijo a la estación de radio local Kringvarp Foeroya que todo se hizo según el libro en la caza de delfines.

Durante años, la ‘Sea Shepherd Conservation Society’, con sede en Seattle, se ha opuesto a las campañas de mamíferos marinos que datan de finales del siglo XVI. En Facebook, la organización describió los eventos del fin de semana como “una caza ilegal”.

Los delfines cara blanca y las ballenas piloto no son especies en peligro de extinción.

Cada año, los isleños conducen manadas de mamíferos, principalmente ballenas piloto, a aguas poco profundas, donde son asesinados a puñaladas. Se utiliza un anzuelo para asegurar a las ballenas varadas y se les corta la columna vertebral y la arteria principal que conduce al cerebro con cuchillos. El número de mamíferos está regulado por leyes y la carne y la grasa se comparten a nivel comunitario.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente