Íñigo Onieva y Tamara Falcó zanjan la polémica sobre la falsa infidelidad del empresario

·1 min de lectura
Tamara Falcó credit:Bang Showbiz
Tamara Falcó credit:Bang Showbiz

Solo un día después de que Tamara Falcó e Íñigo Onieva anunciaran su compromiso matrimonial, un grupo de desalmados hackers han querido boicotear el feliz momento que viven la pareja y todos sus allegados. Estos delincuentes han accedido al teléfono móvil de la socialité y han hecho público un vídeo que retrata al diseñador industrial besando a otra mujer, como informa la revista Diez Minutos.

Su objetivo no era otro que el de acusar a Íñigo de haberle sido infiel a la también marquesa de Griñón, pero los dos enamorados no han tardado en salir a la palestra para evitar que la trampa surtiera efecto. Y es que esa grabación se remonta a una época previa a su romance, cuando el empresario acudió con un grupo de amigos, entre los que quizá se encontraba la propia Tamara, a un festival de música en Inglaterra.

Eso es lo que ha explicado el propio Íñigo ante los periodistas que les han abordado cuando Tamara y él practicaban deporte en la vía pública, mientras que la hija de Isabel Preysler ha reiterado que confía plenamente en su futuro marido, con quien acaba de celebrar el segundo aniversario de su historia de amor.

Ayer mismo, y al tiempo que presumía de su hermoso anillo de pedida, Tamara describía en estos términos su vínculo sentimental con Íñigo: "Escribo AMOR en mayúsculas porque se lo merece y esa felicidad que describo es el resultado de ese respeto, cariño y admiración que tenemos el uno por el otro. Atrás dejo la perfección mundana por una que para mí tiene mucho más valor: el Amor. Una unión que esperamos bendiga Dios con su luz y que aunque no esté exenta de cruz, está construida sobre la confianza y el afecto", señalaba.