El éxito de los bolsos de lujo como valor seguro en tiempos de crisis

bolsos de lujo
Los bolsos de lujo, un éxito en tiempos de crisisEdward Berthelot - Getty Images

Es lógico pensar que ante la difícil coyuntura económica en la que estamos inmersos, originada tras los efectos de la Covid-19 y más recientemente por la invasión de Rusia a Ucrania y la inflación, y que afecta a todos los ámbitos del día a día, el consumidor podría reducir su inversión en moda. Pero nada más lejos de la realidad. Los datos publicados recientemente apuntan lo contrario: el sector de lujo ha crecido.

Según refleja el informe anual The Wealth Report de la firma Knight Frank, los artículos de lujo se sitúan al alza, concretamente el de los diseños coleccionables, y cada vez es mayor el número de personas que apuestan por incluir este tipo de diseños en su vestidor. Tal es el crecimiento que la investigación de Transparency Market Research, no solo mantiene esta información sino que avanza que el mercado de los bolsos de lujo tendrá un crecimiento anual constante del 5,9 % entre 2021 y 2031.

street style  hamburg  october 2022
Jeremy Moeller - Getty Images


Los bolsos de lujo: a mayor precio, mayor éxito

Un éxito cuanto menos sorprendente si tenemos en cuenta que este mercado también ha subido los precios en los últimos años. Neus Soler, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, pone de ejemplo el 2.55 de Chanel, un bolso icónico de la maison que si en los 90 contaba con un valor de 1.000 euros, actualmente su precio oscila 8.450 euros. "Por lo general, si lo hacen es porque les salen los números y, en casos así, no encarecer un producto también puede provocar su devaluación", explica.

Un aumento en el que recientemente también ha entrado en juego la inflación -han sido múltiples las firmas de lujo que han subido los precios, un aspecto que también afecta a los bolsos de lujo-, que ha puesto sobre la mesa la pregunta: ¿realmente es seguro invertir en alta costura? Ana Isabel Jiménez Zarco, profesora de los Estudios de Economía y de la Empresa de la UOC, considera que "un valor refugio lo es, y también tangible, ya que, en épocas de crisis, lo material siempre gana sobre aquellas inversiones más abstractas"

  • Un objeto de colección

Aquí también merece mención aparte el lado más emocional. "Al final, un bolso tiene un uso más funcional, pero también evoca al consumidor una parte emocional, de querer conservarlo, coleccionarlo", sugiere Soler ante el éxito de este piezas exclusivas.

La alta costura: inaccesible para la gran mayoría

Aunque para la gran mayoría de la sociedad gastar esta gran cantidad de dinero es descabellada e inalcanzable, para las grandes fortunas, tal y como apunta Soler, "es una transacción económica más; para ellos la alta costura no es inaccesible, es como ir al Zara, pues se la pueden permitir".

Es importante resaltar que se trata de un sector muy pequeño dentro de la industria. Tal y como apunta la Federación Francesa de la Costura, solo 800 personas en el mundo compran alta costura -en su mayoría procedentes de Oriente Medio (principalmente de los Emiratos Árabes) y China-.