Álex y Melani, primera pareja rota de 'La isla de las tentaciones'

Por Teleprograma

From Diez Minutos

Los primeros días de Álex Bueno en 'La isla de la tentaciones' ha sido un sube y baja de emociones. En estos días Álex se ha mantenido alejado de las solteras pensando en Fiama y en no darle motivos para que se ponga celosa. Sin embargo, ella ha estrechado mucha amistad con Rubén y, en especial, con Julián.

Mientras Álex guardó las distancias con Mimi en su cita y llegaron incluso a aburrirse, Julián no desaprovechó la oportunidad para tratar de conquistar a Fiama, que no paró de reírse en un claro gesto de complicidad.

Álex ha sacado una preciosa conclusión: quiere que Fiama se lo pase bien y que le quiera "libre". "Yo he sufrido mucho y tengo mucho miedo a que me fallen. Ella sabe que es la persona que más quiero y más importante que tengo a mi lado. Yo la quiero libre, que tenga mil elecciones que hacer pero que siempre me elija a mí", explicaba.

Para fortuna de Álex, ahora seguirá viviendo en Villa Playa pero sin la presencia de Melani, con quien compartía una turbulenta historia de amor en 'Mujeres y Hombres y Viceversa'.

La más polémica del concurso

Primera noche de expulsión en La Isla de las Tentaciones. Los cinco chicos primero han podido salvar a su “protegida” tal y como les ha transmitido Mónica Naranjo. Con cinco solteras salvadas, los protagonistas han tenido que señalar a la que no querían que siguiera conviviendo con ellos y lo han tenido muy claro.


Los chicos de 'La isla de las tentaciones' han tenido que ponerse de acuerdo para elegir a la soltera con la que menos feeling han sentido para que sea expulsada del programa. Por unanimidad, Melani Soler ha sido la escogida.

Melani ha sido la seleccionada para abandonar la isla. Melani es la expareja del concursante y una de las solteras que más conflictos ha originado durante los primeros días. Así que sin ninguna duda la han mandado para España.

La verdad es que tampoco estaba a gusto, me voy súper satisfecha", ha confesado antes de marcharse sin despedirse de los chicos.