Álex de la Iglesia estrena 'Veneciafrenia': "Venecia es un cadáver exquisito"

·4 min de lectura
Photo credit: Sony Pictures
Photo credit: Sony Pictures

Álex de la Iglesia (Bilbao, 1965) estrena nueva película, Veneciafrenia (ya en salas), un thriller con apariencia de terror adolescente que tiene varias lecturas, protagonizado por Ingrid García-Jonsson, Silvia Alonso y Cosimo Fusco. Con esta excusa, nos acercamos a su oficina para hablar con él de la mar y de los peces, para que vomite todas sus locuras, incertidumbres, recuerdos, anhelos e inseguridades en nuestra clásica sección Qué Sé Yo (QSY). También hablamos de su nueva peli, claro, y de la esperada segunda temporada de 30 Monedas, que promete ser una auténtica locura. A continuación, las reflexiones de un cineasta que nos vuelve locos en todos los sentidos.

Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images



"Yo creo que sí sé cocinar, pero me temo que no sé [risas]. Hago verdaderos esfuerzos, pero luego circunstancialmente ese día sale mal y no me luzco. Lo intento otro día, y tampoco. No es una cuestión de perfeccionismo, sino de torpeza. Mi obsesión es hacer unas alubias de Tolosa cremosas, bien hechas, sin nada, o con todo, pero que no se vea más que la alubia negra en su punto. Sé que no llegará el día".

"Me arrepiento de no haber mantenido un contacto más estrecho con Fernando Fernán-Gómez. Es algo que podría haber fomentado y se me escapó. Me lo presentó Sancho Gracia y fue un día maravilloso, con una conversación increíble. Era un tío tremendamente lúcido, y no solo por lo que escribía y hacía, sino también en el trato. Era delicioso hablar con él. Su voz, su poderío... Era el mejor".

"Mi primera película de terror fue King Kong. Que mi padre me dijera que no podía verla me motivó. Entonces me escondí y me quedé viéndola desde el quicio de la puerta, con la televisión esquinada. Verla de aquella manera me dio siete veces más miedo".

Photo credit: Sony Pictures
Photo credit: Sony Pictures

"Rodar Veneciafrenia en Venecia ha sido una maravilla y una locura. Salir a trabajar por sus calles y puentes ha sido una gozada, pero muy complicado. A primera vista es una película de terror para adolescentes, medio slasher medio giallo, pero también es una historia disfrazada de historias porque Venecia también es muy siniestra. Detrás de esas mascaritas maravillosas de porcelana con su lagrimita hay ratas, angustia, podredumbre... es casi un cadáver. Pero un cadáver exquisito que tapamos para que los turistas puedan, podamos, ir".

"Adoro las comedias tontas. Carol, mi mujer [la actriz Carolina Bang], es fanática de las comedias de Louis de Funès. Nos encanta verlas juntos. Él es el mayor representante de la comedia blanca sin mensaje. Aunque, pensándolo mejor, es imposible que no tenga mensaje. Las películas siempre dicen algo, incluso por negación. Es más, el hecho de no tener mensaje ya es un mensaje, así que volveré a revisarlas [risas]".

"El día más bestia de mi vida ocurrió durante el rodaje de Balada triste de trompeta. Construimos un falso circo del que costaba mucho salir, y allí estábamos el león, el elefante, los monos, el burro y yo, con el combo de dos monitores con el que rodábamos. Me pusieron al lado del león y este empezó a rugir. Fue subiendo de tono hasta que dejé de escuchar lo que decían los actores, y después se fueron animando los demás animales. El colmo fue, atención a esto, cuando el elefante se enamoró del burro. Fue un enamoramiento tan bestia que casi le mata. Los separamos enseguida, claro. Fue espantoso. Y cuando ya los habíamos separado, yo también me fui por si el próximo era yo [risas]".

Photo credit: Juan Naharro Gimenez - Getty Images
Photo credit: Juan Naharro Gimenez - Getty Images

"Estudié Filosofía en Deusto y lo que me queda es la constatación de una somera ignorancia. No he leído a Kant en alemán, ni conozco la dialéctica de Hegel, pero sí he leído un montón de resúmenes y solapas de libros. Soy un ejemplo de letrado de mentiras o iletrado de verdad [risas]. Al menos tengo la decencia de decirlo. ¿Qué leer en estos tiempos rarunos? Séneca, Cioran... Este es tan negativo que sube el ánimo".

"La segunda temporada de 30 Monedas será más loca que la anterior. Es más aventura que terror, como si el enredo se hubiera internacionalizado. La gente del pueblo está en un psiquiátrico y ¿el padre Vergara?... Habrá que esperar a 2023".

"Hizo lo que pudo, ese sería mi epitafio. No te vas a poner chulo una vez que has muerto, ¿no?"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente