Ágatha Ruiz de la Prada, emocionada al hablar de sus hijos

Por Diezminutos.es
Photo credit: telecinco

From Diez Minutos

  • Este viernes 20 de marzo, Ágatha Ruiz de la Prada y Sweet California se convirtieron en las estrellas invitadas de 'Volverte a ver'.
  • La diseñadora recibió una inolvidable sorpresa de dos personas de su entorno que la conocen muy bien.

"Dicen que muchas veces es peor una sorpresa que una mala noticia", con estas palabras se sentaba Ágatha Ruiz de la Prada en 'Volverte a ver', el programa de Carlos Sobera, para recibir una sorpresa (aunque reconocía que no le gustan) que no olvidará. Se trataba de sus hijos; Cósima y Tristán Ramírez, que querían decirle públicamente lo mucho que la quieren y lo afortunados que se sienten de tenerla como madre. Esta era la primera vez que los hijos de Ágatha se sentaban juntos en un plató de televisión, así que la ocasión era especial cuanto menos...

"Tenemos mucha suerte de tenerla. A pesar de que somos una familia muy positiva, no solemos hablar mucho de sentimientos por eso queremos sorprenderla", explicaban antes de verla. Contaban que Ágatha siempre ha sido muy exigente con ellos, hasta de pequeñitos les apuntaba a todo tipo de actividades extraescolares, desde clases de piano, violín, alemán hasta hípica, glof o tenis.

Photo credit: telecinco

Totalmente sorprendida y emocionada, la diseñadora recibía la sorpresa de sus hijos. "Dicen que eres su reina de corazones", le decía el presentador a la diseñadora, "y ellos son para mí la baraja entera", respondía ella con lágrimas en los ojos: "Qué monos".

La diseñadora se deshizo en halagos para sus hijos. Aseguró que Cósima es "super lista" y Tristán un buenazo: "Tristán es mucho más bueno que yo, e infinitamente más bueno que su padre", ha dicho lanzando un dardo envenenado a su ex marido, Pedro J. Ramírez. "Trabajar con ellos es una gozada, son ideales", confesaba sobre sus hijos.

Photo credit: telecinco

Los tres reconocían que la separación de sus padres fue una etapa difícil que les unió más. "Es una situación que humaniza a tus padres", decía Tristán.

Y de su ex marido también habló, asegurando que su separación fue una auténtica sorpresa al principio: "Tuvo una cosa buena y es que adelgacé 10 kilos en una semana, se llama shock diet", confesaba. "He renacido también a nivel profesional, la gente me quiere más ahora".